Principal > General > Empate agridulce en el Rico Pérez

Empate agridulce en el Rico Pérez


Empate del Rayo Vallecano (1-1) en su visita al Hércules en el Rico Pérez de Alicante. El conjunto dirigido por Pepe Mel se adelantó en el marcador y firmó unos primeros sesenta minutos de partido muy buenos, pero se desinfló en el tramo final hasta dejar escapar dos puntos en una jugada desafortunada en el tiempo de descuento.

Golazo de Aganzo en primera mitad

El partido comenzó con bastante intensidad por parte de los dos equipos. Alentados por el buen arranque liguero y copero, los dos conjuntos buscaron la portería contrario desde el primer momento.

Con menos de cinco minutos de partido disputados, Tote probaba los reflejos de Cobeño en una jugada que terminaba en córner. El Rayo respondía de manera inmediata, primero con balón bombeado al área que sembró dudas en Calatayud y luego con un disparo de David Aganzo desde fuera del área que atrapaba sin problemas el cancerbero.

El primer cuarto de hora era del Rayo Vallecano, pero los locales aprovecharon unos minutos de desconcierto para firmar un par de ocasiones de gol bastante claras. Tote, con todo a favor y dentro del área pequeña, enviaba incomprensiblemente fuera el balón después de una jugada de Tuni por banda izquierda.

El gol se estaba anunciando en cualquiera de las dos porterías, pero iba a ser el talento de David Aganzo el encargado de abrir el marcador. Un balón puesto en el área por Amaya era controlado magistralmente por el delantero, burlando la marca de Abraham Paz y fusilando a Calatayud con la pierna izquierda. Golazo y confianza por las nubes para un conjunto visitante muy bien plantado sobre el irregular césped del Rico Pérez.

El Hércules no perdía la cara al encuentro y de nuevo encontraba el camino hacia la puerta de Cobeño por la banda izquierda del ataque. Delibasic remataba desde el área pequeña un pase desde esa zona, pero la salida desesperada del portero visitante abortaba la ocasión del gol en el último momento.

El partido perdió ritmo en el último cuarto de hora de la primera parte, entrando en una fase más dispersa y sin acercamientos al área. Descanso en el Rico Pérez con ventaja visitante en el marcador.

Empate en el tiempo de descuento

Los primeros compases de la segunda mitad también fueron del Rayo Vallecano. El equipo dirigido por Pepe Mel dominaba el ritmo del encuentro y manejaba el balón con comodidad. Los visitantes reclamaron dos jugadas sobre David Aganzo de manera consecutiva, primero un codazo dentro del área y luego un fuera de juego inexistente que le dejaba solo frente a Calatayud.

Pero llegó el minuto 60 y el Rayo se comenzó a difuminar, bajando poco a poco su intensidad hasta apagarse por completo. Pachón entraba por Aganzo y Manolo lo hacía por Míchel, pero ninguno de ellos aportó lo que necesitaba el equipo en esos momentos. El delantero se centró más en perder tiempo llevando el balón a la esquina que en buscar la portería contraria, mientras que el centrocampista casi no tocó el balón en 20 minutos sobre el campo.

Con los cambios agotados -Coke había entrado por el lesionado Carlos en la primera mitad- al Rayo Vallecano el partido se le hacía demasiado largo. Delibasic avisaba con un peligroso remate de cabeza de lo que podía llegar en cualquier momento. La polémica también llegaba al reclamar los locales una mano dentro del área rayista, pero el colegido no apreció voluntariedad y no señaló la pena máxima.

Los locales se encomendaban a Tote en busca del empate casi a la desesperada, mientras que un Rayo sin gasolina esperaba ansiosamente a que llegase el esperado pitido final. Así llegó la jugada desgraciada del partido para los visitantes. En el último instante del tiempo añadido, Farinós ponía un balón dentro del área que Amaya remataba de manera involuntaria sobre su propia portería. Nada pudo hacer Cobeño ante el remate de su compañero que ponía las tablas en el marcador.

Pitido final de manera inmediata y reparto de puntos entre alicantinos y vallecanos. Sabor agridulce para la expedición visitante, que desplegó un buen fútbol durante una gran parte del partido pero que flojeó en el tercio final de encuentro hasta ver como se escapaban dos puntos en el último suspiro.

Hércules: Calatayud, Expósito, Abraham Paz (Gerardo 81´), Sergio, Bautista, Senoa (Morán 55´), Rodri (Aguilar 55´), Farinós, Tuni, Delibasic y Tote.

Rayo Vallecano: Cobeño, Carlos de la Vega (Coke 30´), Tena, Amaya, Llorens, Diamé, Míchel (Manolo 70´), Albiol, Collantes, Piti y Aganzo (Pachón 61´).

Goles:
Min 20 – Aganzo controla dentro del área y remata cruzado con su pierna izquierda (1-0)

Min 92 – Amaya remata de manera involuntaria en propia puerta (1-1)

<