Principal > Primer Equipo > Con mandíbula de cristal
Fotografía / laopiniondemalaga.es
Fotografía / laopiniondemalaga.es

Con mandíbula de cristal


Nueva y dolorosa derrota del Rayo Vallecano. El equipo de Paco Jémez encadenó su tercer partido consecutivo con resultado negativo al caer vapuleado ante el Málaga. El Hamdaoui en tres ocasiones, Portillo y Eliseu castigaron la inocente propuesta franjirroja.

Segundo saco de goles a domicilio

Segundo partido lejos de Vallecas y segundo saco de goles que se lleva el equipo rayista al barrio madrileño. Aunque el encuentro en La Rosaleda ofrece una lectura distinta a la irritante goleada sufrida en el Vicente Calderón semanas atrás, el resultado final volvió a ser un 5-0 de los que escuecen y recuerdan lo que es el Rayo y cuál es su objetivo en esta Liga.

Jémez apostó por un equipo renovado en ataque respecto al que cayó frente al Levante en la última jornada. Larrivey volvió a la punta de ataque, pero su encuentro fue de más a menos. Estuvo muy cerca del gol a los 20 minutos, pero no llegó a rematar un buen pase de uno de los debutantes con la franja, el uruguayo Seba Fernández. El ex del Málaga acompañó a Bueno y a Jonathan Viera por detrás del delantero argentino. Su partido fue tan gris como el del madrileño, mientras que el jugador cedido por el Valencia dejó algún detalle salvable.

A la citada ocasión le había acompañado otra de Tito que pudo cambiar el rumbo del partido. El lateral, al igual que Nacho en la banda contraria, hizo las veces de extremo, en una arriesgada propuesta del técnico rayista que no tuvo buen resultado. El primer gol de los andaluces así lo evidencia. Antunes aprovechó una autopista en la banda defendida por Tito para llegar a la línea de fondo y colocar un centro perfecto para que El Hamdaoui hiciese el primero de la tarde. Pudo hacer más Rubén, quien no midió bien su salida y el balón cayó a la diestra del marroquí sin que un lento Gálvez mostrase oposición.

Jarro de agua fría

El tanto fue un jarro de agua fría para los visitantes, que espoleados por Trashorras habían empezado a asentarse en La Rosaleda. Ni qué decir tiene que el segundo del cuadro dirigido por Bern Schuster fue otro mazazo que noqueó al equipo hasta el descanso. Portillo aprovechaba una asistencia del omnipresente El Hamdaoui para cerrar una primera parte en la que se vio a un Rayo descompuesto en defensa y que había visto cómo su mejor arma para el ataque, abrir el equipo con los laterales, se había convertido en su peor enemigo táctico.

Por desgracia para el equipo franjirrojo, en la segunda mitad no mejoró el guión. Apenas le bastaron 3 minutos al conjunto local para cerrar el partido, al inventarse Eliseu un golazo de disparo cruzado desde la esquina del área. El portugués aprovechó el medio metro dejado por Tito para superar a Rubén con un zapatazo que entró por la escuadra.

Seca de esperanzas e ideas, la escuadra vallecana bajó los brazos hasta desdibujarse de forma desesperante. La defensa, en la que se colocó Arbilla en sustitución de Galeano, se mostró incapaz al máximo, otorgando facilidades impropias al ataque del Málaga. El cuarto tanto local, en combinación perfecta, puso de relieve las deshilachada línea de atrás, con los jugadores fuera de sitio, inocuos frente al ataque boquerón.

Más goles en la segunda mitad

La apuesta del técnico franjirrojo en la segunda mitad pasó por abrir el campo dando entrada a Embarba y Mojica. El colombiano tuvo cerca el gol del honor, pero para entonces ya campaba el 5-0 en el marcador. De nuevo El Hamdaoui había batido a Rubén, en plácido paseo por el área de los vallecanos para acabar la jugada con un buen disparo con la izquierda.

La derrota deja al Rayo en la parte baja de la tabla aunque aún no pisa puestos de descenso. La visita a Málaga solo fue la primera rampa de su particular Angliru, que empezará a empinarse con la llegada del Barcelona el próximo sábado a Vallecas. Veremos si para entonces Jémez logra corregir los conceptos que fallaron en la ciudad andaluza y cómo se afronta un reto que suena más imposible si cabe tras un traspiés difícil de digerir.

Málaga: Caballero, Gámez, Angeleri, Sergio Sánchez, Antunes, Eliseu, Tissone (Camacho, m.79), Darder, Portillo, Morales (Fabrice, m. 71) y El Hamdaoui (Samuel, m.81).

Rayo Vallecano: Rubén, Tito, Gálvez, Galeano (Arbilla, m.46), Nacho, Sebastián Fernández (Mojica, m.69), Trashorras, Saúl, Jonathan Vieira, Bueno (Embarba, m.52) y Larrivey.

Goles: 1-0, M.31: El Hamdaoui de cabeza. 2-0, M.40: Portillo a puerta vacía. 3-0, M.48: Eliseu con la derecha desde la frontal. 4-0, M.61: El Hamdaoui empuja a puerta vacía un pase de la muerte. 5-0, M.66: El Hamdaoui completa la goleada con un disparo desde dentro del área.

<