Principal > Primer Equipo > Un regalo para soñar
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Un regalo para soñar


No fue su mejor partido pero pasará a la historia po lo que supuso. El triunfo del Rayo Vallecano en Getafe sirve para confirmar la mejor clasificación de la franja en Primera División. Los goles de Chori Domínguez y Diego Castro -el segundo en propia puerta- para que el equipo rayista remontase el tanto inicial de Rafa. Las paradas de Rubén también fueron fundamentales para la victoria.

Derecho a soñar

El equipo de Jémez se ganó el derecho a soñar en el partido que le enfrentará al Athletic de Bilbao y que cerrará la temporada el próximo fin de semana. La suerte sustituyó a los méritos en los momentos en los que el partido en Getafe pintaba oscuro para la franja, como evidenció el gol del triunfo en el último minuto cuando todo parecía abocado al empate. Una milagrosa -o fatídica según el color con el que se mire- cesión de Diego Castro a su portero sin que éste estuviese bajo palos cerró el marcador y sirvió para regalar la victoria a los de Vallecas.

Durante los 90 minutos anteriores tampoco encontramos mayor precisión en el juego ni de unos ni de otros. Jémez volvió a confiar en el equipo que ganó al Levante días atrás. Ante una grada semivacía, con escasa aunque animosa presencia de aficionados franjirrojos por el elevado precio de las entradas, el choque transcurrió sin demasiadas ocasiones en el primer tiempo. La buena presión inicial de los visitantes se fue apagando poco a poco. Tan solo un lanzamiento de Trashorras pudo adelantarles en el marcador, pero el gallego se quedó a centímetros del golazo gracias a una de las buenas intervenciones con las que Moyá salpicaría su actuación.

Sin noticias de Piti ni de Chori Domínguez en la parcela ofensiva, el Getafe fue creciendo hasta dominar el último tramo de la primera mitad. Lafita se erigió en incordio continuo frente a la defensa rayista y estuvo muy cerca de recibir el premio del gol. Fue entonces cuando emergió la figura de Rubén, pletórico en la meta vallecana. El portero detuvo un disparo raso al jugador azulón en lo que fue un auténtico recital de paradas de mérito. Otro que pudo hacer el primero del encuentro fue Pedro León, pero en esta ocasión fue Jordi Figueras quien impidió un tanto que también podría haber caído del lado vallecano si José Carlos hubiese acertado desde fuera del área en la última oportunidad del primer tiempo.

Remontada

Si bien la segunda mitad inició con un disparo arriba de Chori, el gol de los locales no se demoraría más que 3 minutos. Rafa remataba en el primer palo un córner botado por Pedro León, comiéndose al Mudo Vázquez en esa posición. El argentino volvió a ser el de toda la temporada, un tipo que aporta más bien nada, huraño en el esfuerzo, sin desborde, sin punto alguno creativo, extremadamente lento, tardío en sus acciones hasta la exasperación. Fue sustituido a la media hora del segundo tiempo por Perea, quien en apenas cuarto de hora dejó más brega de la que el ’20’ rayista ha demostrado a lo largo de una campaña en la que en ningún momento ha encajado en el equipo.

Pero por fortuna para los de Vallecas, este equipo dista mucho de la capacidad del jugador cedido por el Palermo. Fue una acción entre dos de los pilares del Rayo la que le permitió empatar. Trashorras metía un balón perfecto a la espalda de la defensa getafense que servía para que Chori se encontrase mano a mano con Moyá, a quien dribló y superó a la perfección. En el olvido quedaba ya lo sucedido apenas unos minutos antes, cuando Pedro León perdonaba el segundo.

La entrada de Lass sirvió para dar más mordiente al ataque franjirrojo, que sin embargo se encontraría con un inspirado Moyá a la hora de repeler el peligro. Destacar que fue el guineano quien estuvo muy cerca de marcar el gol de la noche con un tiro lejano desde la banda que despejó el meta de Benisalem. También estuvo muy acertado al blocar sendos disparos del propio Lass y Trashorras en una doble oportunidad en la que el Rayo rozó el tanto que finalmente caería del cielo en el último minuto. Mas, al igual que sucedió con el primero de los goles franjirrojos, el de la victoria estuvo precedido por otra clara oportunidad de los locales. Rubén culminaba una actuación prodigiosa impidiendo el gol a Álvaro.

Con el octavo puesto ya en sus manos, premio enorme a la par que merecido para un proyecto de una envergadura económica nimia si se compara con el que cuentan otros que en el mismo día celebraban su permanencia en Primera, toca prolongar el sueño una semana más. El equipo de Jémez tiene ante sí la posibilidad de lograr la séptima plaza en caso de vencer al Athletic y que el Betis sucumba ante el Levante, lo que supondría una insignia de oro y brillantes a un mono de trabajo plagado de ilusión y buen hacer y que solo los despachos pueden ensuciar arrebatando un premio justo ganado sobre el verde.

Getafe: Moyá; Valera, Fede, Rafa, Mané; Xavi Torres, Míchel (Álvaro Vázquez, m.73); Pedro León, Barrada (Sarabia, m.90), Diego Castro; y Lafita.

Rayo Vallecano: Rubén; Arbilla, Jordi Figueras, Arbilla, Nacho; Javi Fuego, Trashorras; José Carlos, Piti (Lass, m.69), Mudo Vázquez (Perea, m.78); y Chori Domínguez (Delibasic, m.87).

Goles: 1-0: m.49 Rafa de cabeza en el primer palo; 1-1: m.53 Chori Domínguez sortea a Moyá y consigue el empate; 1-2: m.90 Diego Castro en propia puerta.

<