Principal > General > La felicidad, también para los que la cuentan

La felicidad, también para los que la cuentan

La alegría fue completa en una jornada en la que también disfrutaron los encargados de transmitir la información oficial del club. Quique y Bea saborearon especialmente el Ascenso tras muchos años de seguimiento al Rayo Vallecano. Este era por fin un momento de felicidad después de cuatro años de penuria por campos imposibles.

Retransmitir pendiente del cable

El descenso a Segunda B implicaba equipos duros, muchos viajes a las Islas y campos malos sin medios para retransmitir los partidos en condiciones. Por fortuna ahora el equipo regresa al fútbol profesional, a los campos de verdad, donde se puede trabajar con medios suficientes y no pendiente de que un aficionado local te desconecte el cable.

Por fin se dice adiós a las retransmisiones por el móvil, adiós al Benito Alonso de la Pared y adiós a sentarse entre el público local para cantar los goles del Rayo entre improperios, lanzamientos de pipas y el típico aviso de Quique: «Si me dejan de escuchar es que me han cortado el cable».

Ahora toca la Romareda, Anoeta, el Carlos Belmonte, en definitiva campos donde al menos no te sitúan con una mesa de colegio apartado en una esquina con el sol de cara para radiar un partido. Todo por llevar la información del Rayo Vallecano a una afición que lo merece todo, enhorabuena.

<