Principal > General > Todo quedó en un susto

Todo quedó en un susto

El partido entre Rayo y Benidorm tuvo que ser supendido durante media hora al derrumbarse las vallas del fondo durante la celebración del gol de Llorens.

Afortunadamente para los aficionados rayistas todo quedó en un susto con varios heridos leves, pero la trampa mortal que suponen las vallas en este tipo de ocasiones pudo haberse cobrado víctimas de mayor gravedad.

<