Principal > Primer Equipo > El Barça no perdona
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

El Barça no perdona


El Rayo Vallecano salió derrotado de su visita al Camp Nou (3-1). Los azulgrana liquidaron el encuentro en apenas una hora gracias a tres latigazos en forma de contragolpes imparables. Messi por partida doble y Villa fueron los goleadores barcelonistas mientras que Tamudo fue el de los franjirrojos.

Sin margen para dar la sorpresa

No hubo lugar para la gesta. Asaltar el estadio del FC Barcelona es a día de hoy misión solo factible para unos pocos afortunados y no precisamente para los más humildes en lo económico. Aunque no se pueda definir a este Rayo como equipo pequeño por su juego es difícil equilibrar una balanza sostenida por una Liga sin venda alguna alrededor de sus ojos. Si a todo esto se le une luchar contra el mejor jugador del mundo y contar con ausencias destacadas como la de Javi Fuego, el renacido Casado o la revelación Léo, la hazaña se tiñe de milagro. Por desgracia para los de Jémez, de éstos quedan muy poquitos en este mundo.

Los elegidos para suplir a los sancionados rayistas tuvieron distinta participación en el choque. Arbilla se encargó de tapar el flanco diestro de los azulgrana con más esmero que acierto. Alexis fue un incordio para el vasco en la primera parte, mientras que en la segunda sufrió las embestidas de Alves y Messi sin encontrar la fórmula para repelerlas. Adrián tomó el papel de Javi Fuego con la intranscendencia que le ha caracterizado desde que llegase a Vallecas. Pero si hay que destacar un aporte discreto sobre el césped del Camp Nou es en Delibasic en quien debemos fijarnos. El montenegrino volvió a dejar más sombras que luces en un terreno de juego, inocuo ante Mascherano y Piqué.

El Rayo mantuvo su idea de juego

Paco Jémez apostó por el mismo estilo que ha llevado a este Rayo a estar salvado cuando restan 11 partidos a pesar de las citadas ausencias. Sin embargo, el juego del Barça, con el balón en constante circulación, desarmó a los franjirrojos. Messi no tardaría en avisar de lo que estaba por llegar cuando en los primeros minutos estrellaba en la madera un lanzamiento de falta.

Sería el argentino el primero en asistir para la apertura del marcador a favor del Barça. El 10 aprovechaba un inexplicable error en la entrega de Piti para burlar a Jordi Figueras con un caño limpio y preciso que dio pie a una contra mortal. El balón acababa en la diestra de Villa quien sin oposición fusilaba a Rubén. El primer bofetón solo fue contestado con disparos lejanos que Pinto atajó sin problemas.

Los rayistas intensificaron la presión a raíz del gol, asumiendo riesgos que acabarían por llevarles al descanso con dos goles en contra. La velocidad en ataque del conjunto dirigido por Roura destrozaría a la insegura zaga visitante. No obstante, el siguiente gol se iniciaría lejos de la meta de Rubén, cuando Trashorras perdía un balón posiblemente víctima de una falta de Piqué. En esta ocasión sería Villa quien asistía en el tanto a Messi, que disparaba en el área de primeras sin que el portero pudiese hacer mucho.

De nuevo Messi tras el descanso

A la salida de los vestuarios se repitió la película. Alves avisó con otro tiro al palo pero sería en otro fallo de los de Jémez el que propiciaría el gol que finiquitaba el partido. Después de un córner de ejecución lamentable el balón acabaría en cuestión de segundos en las botas del de Rosario. Con una facilidad pasmosa dejaba atrás en el camino a Arbilla y se inventaba una vaselina sobre su amigo Rubén.

Todo apuntaba a goleada de escándalo pero el Rayo supo cortar la hemorragia. Lass y Tamudo susituyeron a Adrián y Delibasic y dieron mayor profundidad al juego vallecano. Mediada la segunda parte sería el catalán quien marcase a una de sus víctimas favoritas, al adelantarse en el área a Thiago y haciendo bueno un pase perfecto de Piti.

Resurgía un atisbo de esperanza que, en cambio, no encontró continuidad dada la falta de acierto ante Pinto. Los buenos tiros lejanos de Chori y Piti no lograron dar pie a que el sueño del pobre renaciese en Barcelona. Poco a poco el equipo bajó los brazos sin dejar de intentarlo, pero el tiempo se consumiría sin que se modificase el 3-1. Para entonces ya habría debutado en un escenario de lujo como el Camp Nou Isi, el jugador más joven en estrenarse con la franja. Pocos minutos para el gran talento que ha visto Paco en el chaval de 17 años.

La Liga volverá en dos semanas con otro rival cuartofinalista en Champions League. Ya se venció a los de Pellegrini en Málaga y en Vallecas hace un año. Veremos si el regreso de las piezas clave que se ausentaron de la visita a la Ciudad Condal sirven para hacer olvidar a otra como Trashorras, que estará sancionado tras ver su quinta amarilla.

FC Barcelona: Pinto, Adriano (Alves, min.23), Piqué, Mascherano,Jordi Alba, Sergio Busquets, Cesc (Song, mi.82), Iniesta (Thiago,min.64), Alexis, Messi y Villa.

Rayo Vallecano: Rubén, Tito, Gálvez, Figueras, Arbilla,Adrián (Lass, min.62), Trashorras, José Carlos, Chori Domínguez, Piti y Delibasic (Tamudo, min.70).

Goles: 1-0, min.25: Villa aprovecha una contra conducida por Messi. 2-0, min.40: Messi supera a Rubén con un disparo seco. 3-0, min.57: Messi, esta vez por alto. 3-1, min.71: Tamudo recorta distancias a pase de Piti.

<