Principal > General > Sangre, sudor y clasificación

Sangre, sudor y clasificación


El Rayo Vallecano disputará por segunda temporada consecutiva la final de los play-off de ascenso tras superar al Benidorm en un dramático y accidentado partido. El encuentro tuvo que ser interrumpido durante media hora al venirse abajo la valla del fondo durante la celebración del gol de Llorens.

El gol, en la primera parte

Ambiente por todo lo alto en el Teresa Rivero para recibir al Benidorm. Mel repetía la formación de la semana pasada, con la única excepción de Llorens por Baquero en el lateral izquierdo. El Rayo Vallecano tomó la iniciativa en los compases iniciales, tocando el balón con fluidez y acercándose al área de Adrián.

En el minuto 23 llegaba una de las jugadas clave del partido. Un balón al área de Llorens era interceptado con el brazo por un defensa visitante, señalando el colegiado el punto de penalti. El propio Llorens convertía la pena máxima y desataba la alegría en el campo y en la grada.

Precisamente la alegría por la celebración del gol en el fondo se pudo convertir en tragedia. La valla cedía detrás de la portería, los aficionados caían al suelo con el peligro de ser aplastados y se vivían momentos de verdadera preocupación en el campo. Con el partido suspendido durante media hora se atendía a varios heridos leves en el incidente y se arreglaban en la medida de lo posible los desperfectos en los mástiles y la red.

A partir de ese momento comenzó un encuentro distinto. El Rayo se olvidó del dominio del balón y el partido entró en una dinámica de polémicas que terminó con dos expulsiones. Bardal veía la doble amarilla por parte visitante, mientras que Yuma tomaba el camino de los vestuarios instantes más tarde en una jugada más que dudosa.

Tensión en la segunda mitad

Mel movía ficha e incorporaba a Coke en lugar de Collantes tras el descanso. El técnico rayista intentaba controlar el encuentro en el centro del campo, pero el Benidorm se crecía y poco a poco se iba haciendo con el tempo del partido. La ansiedad podía a los locales, que sólo pensaban en la forma de hacer pasar los minutos y se olvidaban de certificar la victoria.

Tensión, tarjetas y enfrentamientos varios entre los jugadores de ambos equipos se convertían en protaganistas del partido, mientras que Tete respondía bien a los acercamientos visitantes. Tras cinco minutos de descuento la alegría se desataba por fin en el Teresa Rivero con la celebración del sufrido pase a la gran final frente al Zamora.

Rayo Vallecano: Tete, Carlos de la Vega, Llorens, Amaya, Yuma, Rubén Reyes (Manolo 78′), Albiol, Collantes (Coke 46′), Piti (Míchel 65′) y Sergio Pachón.

Benidorm: Adrián, Cendrós, Pablo Suárez, Bardal, Óscar, Javi Moreno, Flavio (Bertín, min.46), Alfredo, Del Moral, Luismi Loro y Expósito (Maikel, min.64).

Goles: 25′ Llorens de penalti (1-0)

<