Principal > Cantera > Combate nulo en Matapiñonera
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Combate nulo en Matapiñonera


Partido descafeinado, frío y desapacible el que regalaron Sanse y Rayo B a los cerca de cuatrocientos espectadores citados en Matapiñonera y que deja a ambos equipos con la misma diferencia de puntos. Ningún equipo supo dar con la tecla del gol en un partido en el que las defensas se impusieron a los ataques. Isma detuvo un mano a mano del Sanse en el último minuto que permitió a los de Vallecas calificar el punto como aceptable.

Pólvora mojada

El derbi prometía mucho más fútbol del que resultó finalmente. La dramática situación por la que atraviesan ambos conjuntos invitaba a presenciar un encuentro disputado y con protagonismo en ambas porterías. Lejos de eso, lo que se pudo ver fue a dos equipos bien armados defensivamente que se dedicaron a salvaguardar los muebles desde la retaguardia.

El Rayo B, con más argumentos ofensivos que el Sanse debido a su peor situación en la tabla, salió al maltrecho césped de Matapiñonera con la idea de dominar a su rival, que aceptó sin problema la propuesta franjirroja. Con Perea algo perdido en punta, el que lo intentaba con más acierto era Nono por banda, pero la tendencia a esfumar oportunidades en campo rival siguió impidiendo el peligro necesario para batir al guardameta sansero.

No escatimaba el Sanse, que de las botas de su hombre más adelantado, Ismael, iba a poner a prueba a su tocayo en la portería rayista. Gran intervención del arquero que comenzaba a optar para ser el jugador más destacado del encuentro. Hasta el descanso, juego de lucha en la medular y de escasez de ocasiones que no benefició a nadie.

Susto final

La misma tónica siguió el partido en el descanso. Dominio y posesión franjirroja intercambiada con ligeros y lejanos intentos sanseros. El filial comenzó a sacar su orgullo a la vez que llegaban las mejores ocasiones que se repartieron Nana y Nono. El ghanés no remató un centro en línea de gol, mientras que el extremeño vio cómo Eladio evadía cualquier disparo con intención.

Quizá lo más emocionante del partido se reservó para los últimos minutos de partido. Rondando el tiempo de descuento, el filial dispuso de una serie de acercamientos de los que la zaga sansera, liderada por el ex rayista Iván Amaya, salió airada. Achicaba balones el Sanse que basaba sus opciones en una posible contra dada poca efectividad rayista de trenzar jugadas de peligro.

Las predicciones tácticas del técnico local se hicieron realidad y la ocasión más clara se la llevó el conjunto norteño a pocos segundos del final. A solas con Isma se quedó el delantero sansero al que se le minimizó la portería al tiempo que el portero reducía su ángulo. Intervención crucial que alivió los malos presagios de la veintena de aficionados rayistas presentes en la grada.

Sin tiempo para más, el filial abandonaba Matapiñonera con una sensación de indiferencia que no varía la crítica situación que atraviesa el equipo, a cinco punto de la zona de salvación. Las buenas noticias llegaron por el auricular desde El Val, donde la derrota del Alcalá -próximo rival del Rayo B- ante el Marino permite a los rayistas llegar a la final del sábado (17.00 horas) con un punto de ventaja.

Rayo Vallecano B: Isma; Rober, Nacho, Gabri, Alcañiz; Cuerva (Rida 82′), Nana, Sáez, Ramiro (Dani 72′), Nono, Perea.

UD Sanse: Eladio; Sául, Javi González, Iván Amaya, Castañera; Gibanel (Jesus 70′), Vázquez, Ismael (David Sanz 57′), Moncho (Torres 63′), Javi Vicente, Héctor.

1 comments
<