Principal > General > Se decidirá en Vallecas

Se decidirá en Vallecas


Empate a un tanto entre Benidorm y Rayo Vallecano en el encuentro de ida de los play-off disputado en el Estadio de Foietes. El conjunto local fue superior en la primera mitad y se adelantó en el marcador gracias a un gol de Expósito. El Rayo reaccionó tras la reanudación y un cabezazo de Manolo a diez minutos para el final salvo el resultado para los de Pepe Mel.

Malas noticias en la primera mitad

El partido comenzó con el equipo local muy metido en el partido, haciendo pasar la mayoría de los balones por un Luismi Loro muy acertado en la distribución del juego. El Rayo Vallecano no pasaba excesivos apuros, pero no lograba combinar con fluidez en la salida del balón.

En el minuto 21 Albiol veía la cartulina amarilla por una falta en la frontal del área. Eran los peores momentos para un Rayo Vallecano que lo intentaba tímidamente por medio de Rubén Reyes, pero las ocasiones no llegaban.

Un cabezazo Pachón en el minuto 32 era la ocasión más importante por parte del bando visitante en toda la primera mitad. Instantes más tarde llegaban las peores noticias para el Rayo Vallecano. Una combinación perfecta en la medular iniciada una vez más por Luismi Loro era prolongada de tacón por Del Moral, culminando la jugada Expósito con fuerte disparo que se colaba pegado al palo de la portería de Tete.

El desconcierto llegaba a las filas rayistas, aunque una combinación en profundidad terminaba con Collantes en el suelo reclamando pena máxima. El árbitro se acercó hasta la zona indeciso sobre la polémica jugada, para terminar alejándose y amonestando al siete del Rayo por sus protestas.

Descanso en Foietes con el marcador en contra y la sensación de tener en el Benidorm un rival con buen manejo del esférico y bastante complicado de superar en su feudo.

Gol salvador de Manolo

El Rayo afrontó la segunda mitad con otro aire, intentando tomar la iniciativa ante un Benidorm que apostó por guardar el resultado.Un tiro de Rubén Reyes estuvo muy cerca de convertirse en el empate, pero el balón se marchó fuera de la portería defendida por Adrián.

El conjunto local fue poco a poco durmiendo el encuentro ante un Rayo Vallecano que perdía fuelle con el paso de los minutos. Luismi y Alfredo manejaban el ritmo del partido con demasiada libertad en el centro del campo. Al Rayo le faltaba el aire y la capacidad de reacción quedaba reducida a los intentos de un Rubén Reyes al que el campo se le hacía demasiado largo.

El Rayo quería pero no podía, mientras el Benidorm cometía el error de ser demasiado conservador. Ante las numerosas ausencias en el centro del campo, Mel apostaba por Manolo en lugar de Collantes en un cambio que iba a resultar decisivo.

Justo cuando menos claridad tenían los vallecanos iba a llegar la jugada imposible para cambiar la eliminatoria. Albiol salvaba un balón in-extremis, evitando el saque de puerta y facilitando un centro al área de Carlos de la Vega. Allí llegó Manolo en el segundo palo para rematar de cabeza y sembrar de esperanza y alegría una grada poblada de rayistas.

Con ese buen sabor de boca para los visitantes terminaba el encuentro. Aún pudo Piti conseguir el segundo en un remate con la pierna izquierda, pero tal y como se había puesto el partido la expedición visitante dio por bueno el empate de cara a la vuelta dentro de siete días en Vallecas.

Benidorm: Adrián, Pablo Cendros, Pablo Suárez, Bardal, Oscar, Castell, Flavio, Alfredo, Del Moral, (Maikel 70′), Luismi Loro (Rafa 87) y Expósito (Francoli 81′)

Rayo Vallecano: Tete, Carlos, Baquero, Amaya, Baquero, Yuma, Rubén Reyes, Albiol, Collantes (Manolo 80′), Piti (Coke 88′) y Pachón.

<