Principal > Primer Equipo > Jémez: “No voy a permitir que nadie se conforme”
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Jémez: “No voy a permitir que nadie se conforme”

Con 37 puntos en el casillero, Paco Jémez comparecía ante los medios lamentando su expulsión frente al Atlético de Madrid. El técnico del Rayo Vallecano tiró de sinceridad para asegurar que estaba “muy jodido por su expulsión” a pesar del triunfo y de la celebración del equipo. Además, Jémez recordó que no va a dejar que nadie se relaje ni se conforme con lo conseguido hasta la fecha.

La expulsión: “No me explico que ha pasado. Solo le he dicho que ha habido una mano muy clara. El árbitro no ha sido imparcial y es normal que en una jugada clara digas que ha sido mano, no he dicho otra cosa. Es una pena que volvamos otra vez a lo mismo, no creo que sean situaciones que merezcan echar a nadie de un campo, ni que tengan la importancia o la relevancia que ellos quieren darle. Es lo que hay, es una guerra que tenemos perdida y habrá que ponerse un esparadrapo en la boca”.

¿Opinión de la actuación del árbitro en el partido?: “Del árbitro no hablo, ya tiene él bastante con lo que tiene”.

No se puede pedir más al equipo: “Pues sí, hay que pedirle más, esa es la idea que tenemos. Siempre queremos ser más exigentes con nosotros mismos. Estamos en una situación en la que únicamente tenemos que mirar hacia adelante, nuestro futuro es un futuro claro y tenemos muy bien marcado el camino que debemos seguir. No vamos a conformarnos con lo que hemos conseguido. No voy a permitir que nadie se conforme, quiero gente inconformista dentro del vestuario que cada vez quiera hacer algo más de historia con el Rayo Vallecano”.

Arbilla: “No sabíamos si podría aguantar todo el encuentro y por eso pusimos a calentar a Nacho. Le hemos visto entero, muy bien, en un partido difícil. No solo jugaba un partido de Primera División sino que lo hacía contra el Atlético de Madrid. Tiene que estar muy satisfecho con lo que ha hecho y con la forma en la que ha entrado en el equipo”.

Actuación de Léo Baptistao: “Es difícil que los buenos jugadores hagan malos partidos. Tiene que ser el Léo de antes lesionarse, porque todavía no llega hasta el final de los partidos. Ya empieza a ser ese futbolista que ha sido determinante para el Rayo y que esperemos que nos pueda deleitar en estos cuatro meses con su ayuda. Es un chico comprometido al máximo con nosotros y todavía podemos disfrutar de todas las cosas que tiene que hacer, que son muchas”.

Hablas de 4 meses más. ¿Dos por hecha su salida?: “No, lo que pasa es que dentro de cuatro meses no sabemos dónde vamos a estar ninguno de nosotros. Es lo bueno y lo malo de formar parte de un equipo, jamás vamos a estar todos otro año en el mismo sitio. La gente va y viene, unos se quedan y otros se van traspasados o se retiran… por eso queremos disfrutar de todos los que estamos y de la buena sintonía que tenemos dentro del vestuario”.

El año que viene Rayo-Liverpool: “La afición es libre de cantar lo que quiera y nadie le va a cortar las alas de esa ilusión y ese sueño que tienen. Nosotros no nos planteamos lo que va a pasar el año que viene, lo único que nos planteamos es preparar el partido del Real Madrid y hacerlo lo mejor posible. Vamos a intentar ganar, con todas las dificultades que eso conlleva. No quiero que nadie pierda la atención mirando a cuatro meses vista”.

La gente valora es estilo de juego del Rayo: “Eso es lo que más satisfacción me da. Queríamos que la gente que viene y lo ve desde casa dijera “qué bien juegan estos tíos al fútbol”. Eso es para mí lo más grande del día de hoy, no lo tres puntos, que son secundarios. Me satisface que al Rayo se le conozca porque es capaz de hacer las cosas que ha hecho hoy. Me siento más orgulloso, porque es algo que cuesta mucho y no vale con hacerlo un par de veces”.

Te toca ver al Real Madrid en la grada del Bernabéu: “Sí. La verdad es que en vez de estar dando saltos de alegría porque hemos ganado, estoy jodido porque me han echado, sobre todo porque me parece que es una manera de lo más injusta. No me parece una protesta, ni un insulto, nada que merezca que te echen a la calle. Estoy jodido por eso, estaban todos al final del partido dando saltos de alegría y yo jodido, pensando que no es una situación que se tenga que valorar así. Es una guerra perdida, no vamos a conseguir nada y creo que así nadie se gana el respeto de nadie, más bien todo lo contrario, se están ganando la animadversión de todo el mundo. El respeto hay que ganárselo haciendo otro tipo de cosas”.

<