Principal > Primer Equipo > El Rayo Vallecano busca repetir proeza en Andalucía
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo Vallecano busca repetir proeza en Andalucía


Corren tiempos felices en el seno del Rayo Vallecano, estando ubicados en puestos de Europa League y exhibiendo un fútbol preciosista cada fin de semana. La sensación en la grada es esa, pero no en el conjunto dirigido por Paco Jémez. En el vestuario rayista la concentración es máxima y la responsabilidad de mantener lo conseguido hasta ahora se hace palpable en los entrenamientos.

Tras el festín del domingo frente al Betis, los “hombres de Paco” se pusieron a pensar en el Sevilla de forma inmediata. La sesión del lunes dejó buenas noticias, con un Léo Baptistao recuperado y ejercitándose con normalidad. Pese al desgaste del día anterior, intenso entrenamiento de cara al domingo. El esfuerzo fue compensado con un día de descanso el martes. Labaka, Nacho y Diamanka continuaron al margen recuperándose de sus lesiones.

Tras el día libre de los futbolistas, vuelta al trabajo con las pilas cargadas con una nueva incorporación a la disciplina de Jémez. Arbilla, procedente del Hércules alicantino, comenzó a entrenar con el grupo. El lateral parece haberse adaptado a la perfección tras observar su inclusión en la convocatoria para el duro partido del Sánchez Pizjuán. Intenso trabajo de presión y finalización con un Baptistao entrenando a buen nivel.

El jueves consolidó una semana repleta de buenas noticias con la vuelta a los entrenamientos con el grupo de Nacho y el fichaje de Raúl Tamudo, héroe de Vallecas tras su gol frente al Granada en el último suspiro. También volvió Diamanka. Ejercicios de balón y partidillo en la sesión vespertina de la semana.

El viernes, la niebla fue la protagonista del entrenamiento del Rayo. Fue una sesión a puerta cerrada por la mañana con baja intensidad para incidir en los puntos importantes que pueden dañar al conjunto dirigido por Unai Emery.

La sesión de hoy sábado fue más anecdótica que otra cosa, con un Jémez buscando más que preparar a los suyos, aislarles de pensar en exceso en el partido del Pizjuán. Tras la previa en rueda de prensa del técnico y hacer pública la convocatoria, el Rayo emprendió la marcha rumbo a Sevilla, donde le espera el primero de tres partidos de altos vuelos. La capital hispalense es donde se podrá observar si estos jugadores tienen madera para aguantar las acometidas de uno de los grandes históricos de Primera División.

<