Principal > Opinión > Nuestra Señora del Carmen
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Nuestra Señora del Carmen

Hagan la prueba aunque sólo sea una vez en la vida. Aprovechen y vayan ahora que estamos en lo más alto, porque igual luego ya no es lo mismo. Creo que debería ser obligatorio para todo nuevo rayista y pregunta obligatoria a la hora de renovar el abono. Yo hoy lo he vuelto a hacer.

Lleguen por donde les plazca: desde el Puente de Vallecas y subiendo por el Bulevar; bajando por la Albufera hasta girar por la Plaza Vieja o desde Arroyo del Olivar y Puerto de Pajares. Justo detrás de la Colonia Erillas y casi al lado del Equipo Quirúrgico, sí, allí donde nació el gran Potele, busquen la calle Puerto de Monasterio, que mucho antes fue la Calle de Nuestra Señora del Carmen. Allí en pie una casa que ya no es la misma en el número 8 y que en su día fue el 26.

Nada queda de esos estatutos de la Agrupación Deportiva El Rayo, ni de los hermanos Alzola y Sanz, pero uno vuelve a casa y ve la vida de una forma diferente. No pregunten, no molesten, no busquen símbolos ni placas, simplemente respiren, vivan y si la emoción les deja entonen una estrofa del himno.

Juro que bajo los herederos de Dña. Prudencia Priego retumba el gol de Onésimo al Mallorca, el de Pachón al Zamora, el de Tamudo al Granada e incluso el de Felines al Getafe. Ya no hay niños jugando al fútbol por la calle y el barrio se recoge bajo su tremenda humildad como sin querer que nadie se diera cuenta. Así ha sido Vallecas toda la vida. Allí nació el Rayo en 1924. Nuestro Rayo Vallecano.

<