Principal > General > Empate y punto

Empate y punto


Empate sin goles entre Rayo Vallecano y Lanzarote en un partido que tuvo ocasiones suficientes como para que alguno de los dos equipos se llevase la victoria. El conjunto canario termina con la racha de nueve victorias consecutivas en casa de un Rayo Vallecano que cede el liderato en beneficio del Pontevedra.

Un Lanzarote bien plantado

El Rayo Vallecano regresaba a Vallecas tras la derrota en Lugo con la intención de conseguir tres puntos que le acercasen un poco más a la clasificación matemática para los playoffs. Pedro Baquero sustituía al lesionado Llorens en el lateral izquierdo, mientras que Cubillo acompañaba a Enguix en un centro del campo que completaban Albiol y Rubén Reyes por las bandas.

El partido comenzaba con bastante intensidad, desplazándose la pelota de un lado al otro del campo con mucha velocidad y con cierta sensación de peligro en las dos áreas. Los visitantes, muy bien organizados en las jugadas a balón parado, conseguían rematar todos los balones puestos al área bien desde saques de esquina bien desde faltas laterales.

Con Piti demasiado alejado de la portería y Rubén Reyes recorriendo demasiados metros en el centro del campo, la UD Lanzarote no sufría en exceso para mantener a los locales alejados de la meta de Alberto.

Una meritoria parada de Tete en un remate que se ya se cantaba como gol desde el banquillo visitante hizo reaccionar al Rayo Vallecano. Pachón no acertaba a conseguir el primero tras una jugada de Miguel Albiol por la banda derecha en lo que supuso la ocasión más clara para los locales en los primeros cuarenta y cinco minutos de juego.

Una nueva intervención de Tete, esta vez en mano a mano frente a Víctor Ramos, convertía en protagonista del partido al guardameta del Rayo Vallecano. Precisamente un choque entre Dani Mallo y el veterano cancerbero ponía fin a la primera mitad del partido sin novedad en el marcador.

El Rayo, superior en la segunda mitad

La historia del partido cambió sustancialmente en la reanudación. Como es habitual en el Teresa Rivero, el Rayo Vallecano se hizo dueño del encuentro y buscó con intensidad una victoria que en esta ocasión no iba a llegar.

Cubillo, titular en el día de hoy y bastante acertado en la distribución del balón, intentaba dirigir el juego hacia unas bandas en las que destacaba el incansable trabajo de Carlos de la Vega. El equipo de Pepe Mel dominaba el encuentro, pero las ocasiones de gol no acababan de llegar ante un Lanzarote que no le perdía la cara al partido en ningún momento.

El trabajo de Víctor en punta de ataque no lograba inquietar a la consolidada pareja de centrales rayistas. Alba y Salva abortaban cualquier tipo de intentona visitante, aunque Óscar conseguía sorprender por la banda derecha para enviar el balón al travesaño con un toque de calidad que estuvo muy cerca de convertirse en gol.

Mel movía el banquillo con las incorporaciones sucesivas de Collantes, Hugo y Mauri, refrescando el equipo en busca de los tres puntos. El Rayo lo intentaba y llegaban las mejores ocasiones de todo el partido, principalmente con un remate al larguero de Piti, un mano a mano de Hugo con Alberto que se marchó alto y una caída de Mauri dentro del área reclamada como penalti.

Al Lanzarote se le hacía ya muy largo el partido en Vallecas y se conformaba con sumar un punto a su casillero. Los canarios iban a sufrir un último susto antes de conseguir su objetivo. Piti se hacía con un balón en la frontal para, con el tiempo ya cumplido, provocar la mejor intervención del encuentro por parte de Alberto. Su manopla salvaba un punto para los rojillos en el último instante del encuentro.

Rayo Vallecano: Tete, Carlos de la Vega, Baquero, Alba, Salva, Enguix, Cubillo (Collantes 59′), Rubén Reyes (Hugo 69′), Albiol, Piti y Pachón (Mauri 65′).

Lanzarote: Alberto, Javi, De la Plata (Yerai 61′), Juanma, Dani Mallo, Adrián, Óscar (Toñito 66′), Brenes, Víctor Ramos, Nacho (Rodolfo 89′) y Kone.

<