Principal > General > El Raqui San Isidro tropieza con el colegiado

El Raqui San Isidro tropieza con el colegiado

Refrito de Diario de Avisos

Mal comienzo de temporada del CD Raqui San Isidro, que cayó derrotado en Vallecas ante el Rayo por 3-1, en un partido marcado por las expulsiones sufridas por los tinerfeños, que finalizó el partido con ocho jugadores sobre el terreno de juego.

Para la historia del CD Raqui San Isidro quedará que el delantero andaluz Guille, a los ocho minutos de juego, fue el autor del primer gol de los sureños en la categoría.

Por su parte, el Rayo Vallecano de Michel, se coloca en el liderato de la categoría, en un partido que se les puso muy cuesta arriba cuando el conjunto granadillero se puso por delante en el marcador, y perdieron la brújula en la primera mitad. Pero sin embargo, ya con la superioridad numérica tras la autoexpulsión de Valdés, y los cambios decretados por el técnico franjirrojo, realizaron un buen fútbol en la reanudación, encerrando a un San Isidro que les dió muchos metros, los suficientes para ser embotellados en su área por los madrileños. El árbitro hizo el resto para que los ’favoritos’ se llevaran una injusta victoria, y lo que es peor para los intereses de los sureños, la pérdida de tres efectivos para el próximo encuentro liguero, el debút en casa ante la UD Lanzarote.

Comenzó el partido con intesidad por ambas partes. Así, en el primer minuto de la contienda, Guille para los sureños y Geni para los locales disfrutaron de las primeras ocasiones de la mañana.

Antes del cuarto de hora, de nuevo Guille contaba con una buena ocasión de gol, que esta vez no dejó pasar. Tras un saque de falta por parte de Jordi Ocaña, recogió un balón suelto en el área y lo llevó a la red, aprovechando un despiste en la zaga local.

Tras el gol de los tinerfeños, el partido perdió bastante calidad. El San Isidro se metió atrás, buscando defender su corta renta. Por su parte, el Rayo tenía la pelota, pero demostraba por entonces andar muy falto de ideas. Los de Michel eran incapaces de crear ocasiones de peligro, ante el buen planteamiento de Julio Durán, con un equipo bien colocado.

Rodri perdía balones en el centro del campo una y otra vez, lo que ponía de los nervios a la afición rayista. Pasada la media hora, una incursión por la banda de Jordi Ocaña, acabó con remate al larguero de Rubén Blaya, perdonando el equipo de Julio Durán el 0-2 que podría haber sido definitivo.

De Gomar, en el minuto 42, en una acción personal, no pudo rematar un balón que bien pudo haber supuesto el tanto del empate. En el minuto 44, llegó la jugada que cambió el partido, un ’pique’ entre Iznata y Valdés acabó en roja directa para el jugador del San Isidro, al propinarle un manotazo.

La segunda parte comenzó con un Rayo más ofensivo, sobre todo por la entrada de Zarandona y Collantes. Así, en el minuto 50, Armentano de cabeza, tras un gran centro de Palacios, obligó al meta Álvaro a intervenir a fondo.

El Rayo estaba volcando en ataque ante un Raqui que se defendía con uñas y dientes, pero demasiado atrás. Así, en el enésimo córner, Palacios colgaba el balón y Rubio, de imponente remate de cabeza, establecía la igualada.

El asedio vallecano a la meta de Álvaro era constante. A la media hora, un pase de Zarandona a Raúl Molina acabó en un más riguroso penalti y la más que discutible expulsión del capitán Sanfiel. El propio Zaradona lanzaba el penalti y consumaba la remontada madrileña, ante un Raqui que se quedaba con nueve.

Cuatro minutos más tarde, Ito dio un codazo a Palacios, y dejaba a su equipo con ocho efectivos sobre el campo. Luego llegó la sentencia definitiva, con un tanto de Raúl Molina que culminó una jugada de Collantes. Buenas sensaciones, pero amarga derrota para el San Isidro en la categoría.

<