Principal > General > Inesperada lesión de Llorens

Inesperada lesión de Llorens

La enfermería del Rayo Vallecano comienza a llenarse en el peor momento de la temporada. A la lesión de Míchel la semana pasada se suma la inesperada baja de Llorens, que deja al equipo de Pepe Mel sin dos de sus principales referentes tanto dentro como fuera del campo. El lateral del Rayo, que sufrió un choque aparentemente sin importancia durante la segunda mitad del partido frente al Lugo, sufre la fractura de una de sus costillas y se perderá al menos las próximas cuatro semanas de competición.

Sorpresa por la gravedad de la lesión

Fue durante la segunda mitad del choque frente al Lugo cuando Llorens sufrió un choque aparentemente normal con un jugador local. El veterano lateral se recuperó y siguió en el campo durante todo el partido. La exploración inicial una vez finalizado el encuentro parecía diagnosticar una simple contusión costal, con pocas molestias para el jugador y sin indicios de una lesión de mayor gravedad.

En el entrenamiento de ayer el jugador continuaba con molestias y no pudo ejercitarse a tope con el resto de sus compañeros. Como es habitual en estos casos, el cuerpo médico del equipo decidió proceder con las pruebas radiológicas para certificar la evolución de la lesión, obteniendo unos resultados inesperados tanto para los doctores como para el propio jugador.

“La imagen es evidente”

El doctor Beceiro explicaba los detalles de la lesión de Llorens para Rayo Herald. “Sinceramente hicimos la placa sin esperar este resultado, el jugador mismo se ha sorprendido, pero la imagen es evidente y no se puede obviar”, aseguraba en una semana en la que tanto Míchel como Llorens se han visto desafortunadamente apartados del equipo.

“Hay que esperar en torno a cuatro a seis a semanas para la curación de la fractura en la costilla, a partir de ese momento se podrá evaluar la situación y los siguiente pasos”, afirmaba en un caso que a su entender y aún siendo en zonas diferentes es “similar” al del capitán en su pie izquierdo.

Sobre el tiempo de recuperación, el doctor se muestra prudente al tratarse de una zona peligrosa en la que los desplazamientos de la fractura en la costilla pueden crear problemas de mayor importancia: “En unas cuatro semanas la fractura podría empezar a estar consolidada, pero si no reposamos afrontaríamos una situación de riesgo con movimiento. Además ahí los desplazamientos son peligrosos por la zona en la que se encuentra la costilla y los órganos que la rodean. No podemos forzar otra situación que no sea la descarga funcional”, aseguraba amablemente para este diario.

0 comments
<