Principal > Perfiles > Diego Castro, poco ruido y muchas nueces
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Diego Castro, poco ruido y muchas nueces

Con la treintena ya cumplida, Diego Castro Jiménez -2 de julio de 1982, Pontevedra- disfruta de su quinta temporada en primera división, la segunda en las filas del Getafe. Unos años que parecen ser pocos para un jugador al que le costó hacerse un hueco en la máxima categoría pero que supo responder a la perfección cuando le fue concedida esa oportunidad.

El gallego nunca alcanzó el estatus de estrella, pero nadie puede negar su calidad como futbolista. Hábil con el balón en los pies, polivalente y un excelente pasador son las virtudes que le definen y que le permitieron erigirse durante años como el jugador más importante del Sporting.

El comienzo, en casa

El Pontevedra le ayudó a hacerse un nombre en el fútbol español hace justo una década. Sin embargo, la segunda división B parecía quedarse algo pequeña para un futbolista que pedía a gritos nuevos retos. El Málaga le tendió esa mano, aunque antes de poder llegar al primer equipo Diego Castro tuvo que superar un duro examen en el filial del club andaluz, que por entonces vivía su época dorada en la categoría de plata.

La prueba se prolongó más de lo esperado. El mediapunta pasó tres largas temporadas en el segundo equipo malacitano en las que consiguió convertirse en uno de los líderes del equipo, pero que sólo le permitieron jugar un par de partidos en la temporada 05/06 con el Málaga en primera división.

El Sporting de Gijón se decidió entonces a llamar a su puerta para llevarle a formar parte de su proyecto para ascender de categoría. Con 24 años, Diego Castro esperaba que este fuese el tren definitivo que le llevara a primera y el tiempo le dio la razón.

Un jugador de primera

Desde el momento justo de su llegada se asentó en el equipo titular y rozó la decena de tantos cada temporada, algo meritorio para un jugador que nunca se caracterizó por firmar grandes registros goleadores. Así, a la segunda fue la vencida y el Sporting consumó el ascenso, un premio a la constancia de Diego Castro.

Diego Castro resultó fundamental para eludir el descenso en cada una de las tres campañas que luchó con su equipo en primera. Tanto fue así que los rumores sobre un posible traspaso fueron constantes, debido a los numerosos equipos interesados en hacerse con sus servicios. Uno de los que más empeño le puso fue el Getafe, que finalmente se hizo con el jugador en 2011 y una vez finalizado su contrato para darle galones de líder desde el primer minuto.

Conoce a los rivales del Rayo Vallecano

4 comments
mario
mario

y a mi que me importa este tio,a ver si puede meter un gol el lunes pero en su porteria.A POR ELLOS RAYO!A LAS ARMAS!

Sancionados
Sancionados

Al ser lunes creo que los Bukaneros no se van a poner a animar :( a pesar de todo a por el Getafe y a traer un killer ¡¡¡Aupaa rayoo!!!

vallekano69
vallekano69

El ruido lo vamos a hacer nosotros el lunes A LAS AAAAAAARMAS !!!!!

Panceta
Panceta

Le esperamos el lunes. A ser posible que no juegue Labaka porque le puede hacer un buen descosido al de la selección de su pueblo.

<