Principal > General > 28 de Diciembre, Santos Inocentes
Fotografía / Rayoherald.com

28 de Diciembre, Santos Inocentes

Como viene siendo habitual todos los Días de los Inocentes, la redacción de Rayo Herald deja volar su imaginación y lanza un par de noticias falsas en su publicación para el disfrute y regocijo de todos los lectores. Y como todos los años, luego toca la engorrosa labor de rectificar…

Porque claro está es falso que Michu retorne al Rayo Vallecano si alcanza los quince goles en la Premier. El ovetense se haya perfectamente adaptado al fútbol inglés y viene dando alegrías a los aficionados del Swansea City semana tras semana. Evidentemente no existe ninguna cláusula oculta que fuerce su retorno, aunque quizá habría sido buena idea incluir alguna que premiara económicamente al Rayo por el esperado excepcional rendimiento del goleador.

Tampoco es muy creíble que Mikhail Prokhorov, magnate ruso dueño de los Brookly Nets, esté interesado en comprar el Rayo Vallecano, ni siquiera para llevárselo a Moscú. Ni hubo oferta, ni hubo conversaciones, ni hubo rocambolesco intercambio territorial ruso-español; el Rayo tendrá que seguir peleando duro en su pequeño estadio para eliminar poco a poco su deuda con los escasos recursos con los que cuenta.

Por su parte, cada cual seguirá combatiendo el frío invierno vallecano como pueda, pero no podrá contar con la ayuda de la batamanta oficial del Rayo Vallecano. Aunque los lectores se han mostrado muy receptivos a la idea, este producto estrella de las teletiendas no entra en los planes comerciales de Errea, al menos de momento. Si es cierto que hay un par de iniciativas de aficionados para fabricarla a través de crowdfunding, pero esa es otra historia.

Para cerrar, es de recibo indicar que Rayoherald.com nunca tuvo intención alguna de controlar o censurar las cuentas personales de Twitter de nuestros colaboradores. Si en algo creemos los integrantes de este proyecto, por encima de cualquier cosa, es en la libertad de expresión y en la libertad de prensa. Quizá seamos unos paletos y unos partidistas, pero tenemos muy claros cuales son los derechos sagrados de cualquier periodista.

Esperamos que las inocentadas de este 2012 os hayan entretenido. A partir de ahora tenemos un año entero para pensar en las del 2013. A ver qué sale esta vez…

<