Principal > General > El Raqui San Isidro debuta con derrota

El Raqui San Isidro debuta con derrota

Refrito de canariasahora.com

Presentó buenas credenciales el San Isidro en su primer partido oficial en la categoría de bronce del fútbol español. Los tinerfeños, bien asentados sobre el césped, hicieron inútiles las incursiones de un Rayo Vallecano que comenzó dominando el encuentro, pero que se fue diluyendo poco a poco.

A esto último contribuyó el que los pupilos de Julio Durán se adelantaran en el marcador, gracias a un despiste defensivo en una falta lejana botada por Jon Ríos que aprovechó Guille, a la media vuelta, para alojar el balón en la portería defendida por Alberto. Apenas ocho minutos habían bastado para que el delantero entrase en la historia del club gualdirojo.

Míchel había planteado el encuentro con un 1-4-3-3 de clara vocación ofensiva, pero el Rayo no funcionaba en el centro del campo, debido a la buena colocación de los visitantes durante toda la primera mitad. A los 39 minutos, Rubén Blaya estrellaba un balón en el travesaño y, a un minuto para la conclusión del primer tiempo, el San Isidro se quedaba con diez al ser expulsado con roja directa Valdés por propinar un manotazo a Iznata.

Tras el descanso, Míchel realizó dos cambios que resultarían vitales en la victoria franjirroja; Iznata y Rodri cedían su puesto a Collantes y Zarandona, variando el esquema del Rayo a un 1-4-4-2 en rombo con Zarandona como organizador. El hermano del nuevo futbolista del Cádiz, Benjamín, se hizo dueño y señor del centro del campo y comenzaron a llegar las oportunidades franjirrojas. El San Isidro se defendió como gato panza arriba hasta que Rubio, en un saque de esquina, conseguía el empate.

Los visitantes aguantaban como podían las embestidas del Rayo, hasta que un penalti cometido por Sanfiel sobre Raúl Molina tuvo como consecuencia la expulsión del tinerfeño y el segundo tanto vallecano. Cuatro minutos después, Ito se auto-expulsaba agrediendo a De Gomar, dejando a su equipo con ocho futbolistas sobre el césped.

En el tramo final, Raúl Molina culminaba una gran jugada de Collantes poniendo el 3-1 definitivo. Buenas sensaciones y amarga derrota para un San Isidro que comienza a entender la difícil tarea de salvar la categoría en Segunda B.

<