Principal > Cantera > Punto al sufrimiento
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Punto al sufrimiento


El derbi quedó condicionado en los primeros veinte minutos por la expulsión de Perea. El Rayo B no se amedrentó y plantó cara a un compacto filial blanco. A falta de diez minutos, De Tomás adelantó al conjunto merengue pero Rubén Ramiro neutralizó el resultado instantes después. El punto permite a los franjirrojos despedir el año en posición de permanencia.

Condicionante expulsión

Llegaba el filial franjirrojo con más urgencias a este derbi ante el segundo filial madridista. Sin embargo, enfrente se iba a encontrar a un equipo bien ordenado tácticamente y dispuesto a tirar de la soga del cuello de los rayistas. Con una línea de cuatro en defensa completamente nueva, el filial comenzó proponiendo un juego vertical del que pronto se contagió su rival.

No daba, desde la grada, la sensación de partido frenético en cuanto a intensidad y, en parte por ello, el árbitro gallego tomó responsabilidades para subir un punto más las revoluciones dentro del césped. Consecuencia de ello fue la expulsión de Perea por doble amarilla cuando el reloj no había llegado aún a los veinte minutos.

Desde muy temprano, el filial volvía a su ya “habitual” penitencia con el partido cada vez más cuesta arriba. Y es que pocos recuerdan la última vez que el filial rayista consiguió llegar al minuto noventa con once jugadores. Acostumbrado a circunstancias adversas, el equipo de Vallecas mostró sus mejores dotes defensivas, anulando los tímidos contragolpes blancos.

Nervios y sufrimiento

Tocaba sufrir tras el descanso, y lejos de conformarse con el empate, el filial salió decidido en busca de la portería del filial merengue. Fueron Chevi, Dani y Rubén Ramiro los que pusieron en aprietos a la zaga madridista con cierto peligro sin acierto final. Con el paso de los minutos el partido ganó en intensidad, aunque no fue hasta los últimos diez minutos de partido cuando se alcanzaría el clímax.

Regaló más espacios el Rayo en su empeño incansable de buscar el gol y el Real Madrid lo aprovechó para asociarse en la zona de tres cuartos. El balón le cayó a Raúl de Tomás que no marraría al cruzar el balón ante Isma. El gol visitante supuso un mazazo para las esperanzas franjirrojas, pero cómo ya sucediese tras la expulsión, el equipo se rehízo en la siguiente jugada.

Y lo hizo de la mejor forma, con un tanto que nacía de la visión de juego de Chevi, asistiendo a la perfección hacia un Rubén Ramiro que solo tuvo que colocar su bota para poner la igualada en el marcador. La celebración centró las miradas de todos los espectadores, e incluso la del colegiado, que no se percató de la agresión de Raúl de Tomás a Alcañiz que se saldó con la expulsión de Bielsa desde el banquillo.

Los nervios en ambos equipos se adueñaron de los minutos finales en un partido en el que el sufrimiento del Rayo B se vio compensado en forma de empate. Con este punto, el filial franjirrojo se marcha de vacaciones de Navidad esquivando muy de cerca los puestos de descenso y esperando a que la bienvenida del 2013 sea mejor que la despedida del presente, donde únicamente se han sumado tres de los últimos veintiún puntos posibles.

Rayo Vallecano B: Isma; Rober, Mario, Alcañiz, Owusu; Cuerva, Chevi (Manquillo 89′), Rida (Jorge Sáez 70′), Ramiro (Juanito 90′), Perea A R (20′), Dani.

Real Madrid C: Rubén; Joel, Adrián, Molero (Álvaro 45′), Llorente, Medrán, Bruno, Aguza, Ramirez (Belima 63′), Franco (Mariano 67′), Raúl de Tomás.

Goles: 0-1 min.78 Raúl de Tomás de disparo cruzado; 1-1 min.83 Rubén Ramiro a placer a pase de Chevi.

0 comments
<