Principal > General > Los clubes de Segunda B rechazan la nueva Copa

Los clubes de Segunda B rechazan la nueva Copa

Refrito de as.com

«Como los piratas del renacimiento, así sois vosotros. Un atropello de la Federación, otro más». Jorge Pérez, secretario general de la Federación Española de Fútbol, trataba en ese instante de comenzar el sorteo de la Copa del Rey, pero los representantes de los clubes de Segunda B irrumpieron para mostrar su desagrado.

El motivo de lo que los equipos clasificados en la ronda previa consideran una «humillación» es la modificación del sistema de enfrentamientos en la Copa. Con la nueva fórmula («que ni siquiera nos ha sido consultada», explicó José Luis Ordeñana, presidente del Lemona), los equipos de la Segunda B ven prácticamente imposible la posibilidad de enfrentarse a un equipo de Primera. Para ello, deberían eliminar a un Segunda a partido único y, aún así, sólo podrían enfrentarse a los once equipos de Primera que no estarán en Europa (Valencia y Depor cuentan como europeos pese a caer en la Intertoto).

«El aliciente de los clubes de Segunda B en la Copa es el económico y con esta decisión nos matan. Nos tratan peor que a perros», se quejaba José Ángel Arriñaga, presidente del Portugalete. «Vamos a tratar de reunirnos los clubes de Segunda B y, si nos apoya la Segunda y la Tercera, impugnar esta decisión. Dudo de que sea legal cambiar una competición una vez comenzada», comentó el presidente del Lemona.

La compensación económica (60.000 euros) no les convence. «Lo del dinero a mí me lo ha comentado un bedel. Que lo pongan por escrito y empezaremos a hablar. Además, si el Portu juega contra el Athletic ingresa cuatro veces más de lo que nos ofrecen. Nos están robando», afirmaba un vicepresidente del Portugalete. Otro afectado comentó «de la FEF ya no me creo nada. De lo que dicen a lo que hacen…».

Lemona y Portugalete, los que llevaron la voz cantante

José Luis Ordeñana, presidente de la S. D. Lemona, encabezó la rebelión de los modestos. Mitxi, como es conocido en el fútbol vasco, intentó movilizar a el máximo número posible de representantes de los clubes humildes para protestar contra lo que consideran «un auténtico robo». Sólo estuvieron ocho clubes representados (Servando Rodríguez, vicepresidente del Tenisca canario lamentó no haberse enterado de la ‘convocatoria’ porque «de haberlo sabido hubiese ido a protestar contra lo que es una humillación»), aunque hicieron mucho ruido. Acompañado, entre otros, de José Ángel Arriñaga, presidente del Portugalete, aprovecharon los momentos previos al sorteo de Copa para expresar su indignación con la modificación efectuada «sin consultarnos nada» en el torneo del KO.

<