Principal > General > Fortín vallecano

Fortín vallecano


Importante victoria del Rayo Vallecano ante el líder de la categoría en un partido que terminó decidiendo un gol tempranero de Sergio Pachón. El equipo dirigido por Pepe Mel queda a un solo punto del Castilla haciendo bueno en su fortín vallecano para sumar su séptimo triunfo de manera consecutiva.

Cambios en el once inicial

La pareja Piti-Pachón en el ataque y la presencia de Tete bajo los palos fueron las principales novedades en el once inicial de Pepe Mel. Llorens regresaba al lateral izquierdo como viene siendo habitual en los partidos de casa, quedando Baquero en el banquillo de las suplencias junto a Rubén Reyes, Cubillo, Yuma y Rubén Falcón.

Animado por la extraordinaria presencia de público en las gradas, el Rayo Vallecano iba a conseguir muy pronto su particular botín. Pachón luchaba un balón dividido a la espalda de los centrales y aprovechaba la confusión entre los jóvenes defensores para quedarse solo en el mano a mano con Felipe. El delantero rayista no perdonaba y adelantaba a los suyos en lo que iba a terminar siendo el único y definitivo tanto del partido.

El Rayo se sentía cómodo en el campo y controlaba a un Castilla demasiado tímido en los compases iniciales. Un disparo lejano de Mosquera era la primera señal de la presencia blanca sobre el terreno de juego, respondiendo Piti con un remate desde dentro del área excesivamente desviado.

El Castilla se hacía poco a poco con la posesión del balón, pero la meta de Tete quedaba demasiado lejos para un conjunto demasiado horizontal. Un remate de Pachón tras un saque de esquina y una cabalgada de Carlos de la Vega por la banda derecha animaban una primera mitad que terminaba sin más sobresaltos.

Sufrimiento final

La segunda mitad comenzaba con la expulsión de Velayos por una entrada sobre Collantes. El lateral derecho merengue se veía superado por el rápido extremo del Rayo Vallecano y se marchaba antes de tiempo a los vestuarios al ver su segunda tarjeta amarilla.

Sin embargo, el Rayo Vallecano no se iba a aprovechar de la ventaja numérica sobre el terreno de juego, dejando la iniciativa del juego al filial madridista. El partido mantenía la emoción en el marcador pero carecía de ocasiones de peligro, cobrando especial importancia las acciones a a balón parado.

Parejo buscaba el gol con una falta lateral a la que respondía bien Tete, mientras que el Rayo buscaba la sentencia a la contra en acciones abortadas por fueras de juego bastante ajustados. Mandía quemaba las naves y ponía en juego a Bueno y al delantero húngaro Szalai, buscando un gol que salvase al menos un punto.

Mel, por su parte, introducía en sucesivos cambios a Rubén Reyes, Mauri y Cubillo, buscando hacerse con el control de un partido demasiado abierto en su recta final. El final del partido quedaba marcado por un gol anulado al Castilla por un fuera de juego bastante justo. El banderín en alto del juez de línea anulaba el remate del jugador visitante en lo que suponía en último susto para los aficionados rayistas antes de la alegría final por la victoria de su equipo.

En definitiva, importante triunfo de un Rayo Vallecano que consiguió abrir el marcador muy pronto y después se dedicó a nadar y guardar la ropa. La clasificación, muy apretada en sus puestos de arriba, podría quedar muy favorable a los rayistas si consiguen repetir victoria dentro de una semana frente al Universidad LP.

Rayo Vallecano: Tete, Llorens, Carlos de la Vega, Alba, Salva, Enguix, Míchel (Cubillo 85′), Albiols, Collantes (Rubén Reyes 75′), Piti (Mauri 81′) y Pachón.

Castilla: Felipe, Velayos, Antón, Tébar, Sergio (Bueno 46′), Mateos, Nieto, Parejo, Jose Callejón, Mosquera, Juanmi Callejón (Szalaj 65′).

Goles: 1-0 Pachón aprovecha una confusión de la defensa y supera a Felipe en el uno contra uno (min 5).

<