Principal > Primer Equipo > El Rayo Vallecano se deja los puntos y las formas
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo Vallecano se deja los puntos y las formas


El Rayo Vallecano se anticipó a las navidades y repartió regalos por doquier en su visita a Donosti. Los de Paco Jémez, que jamás dieron síntomas de estar dentro del partido, sufrieron un correctivo tan severo como merecido. La hecatombe también sirvió para confirmar a los vallecanos como el conjunto más goleado de la Liga gracias en gran parte a una línea defensiva que volvió a hacer aguas por todos lados.

Una pauta conocida y repetida

Hablan los eruditos y quedabienes de no personalizar en errores los problemas de un equipo, pero resulta innegable recordar quién volvió a ser uno de los centrales elegidos por Jémez en la aparición fantasma del cuadro franjirrojo por Anoeta. Sí, hablamos de Mikel Labaka, teórico defensa cuyas capacidades ni se han visto ni se le esperan después de más de una temporada con la franja cruzándole el pecho.

Su colaboración volvió a ser fundamental en la mayor parte de las jugadas que acabaron en gol y su permanente ruptura del fuera de juego constituyen un hecho inexplicable en el fútbol de primer nivel. Un nuevo despropósito -con especial mención a su pase a Rubén Pardo para que éste asistiese a Chory Castro en el definitivo 4-0- que se une a una lista infinita para males de los vallecanos.

Sigamos personalizando y encontraremos a un Gálvez preocupado de echarse las manos a la cara por haber hecho penalti con una evidente mano y a un par de laterales que fueron una sombra de los jugadores que contribuyeron de forma destacable a la remontada ante el Celta. Ni entonces tan buenos, ni ahora tan malos, cierto, pero muy lejos de estar en el mínimo nivel necesario en su paso por Anoeta, un estadio del que por segundo año consecutivo el Rayo se lleva un buen saco de goles.

Sin mordiente en ninguna zona del campo

No obstante, a la actuación defensiva de chiste contribuyó como comparsa un medio del campo y una nulidad en ataque bien agradecidas por la Real Sociedad. Apenas dos arrancadas con clase de Leo Baptistao mediada la primera parte fueron las únicas intervenciones ofensivas de los franjirrojos antes de marchar a los vestuarios ya con dos goles contra.

Carlos Vela había sido el encargado de sacar a relucir las vergüenzas defensivas de los de Jémez. La comparación del cuchillo cortando mantequilla se queda corta para explicar la facilidad con la que el mexicano aupó a los suyos dos arriba antes del descanso.

Pudieron ser más de no ser por la buena actuación de Cobeño, quien evitó un resultado bochornoso con grandes intervenciones en los primeros 45 minutos. Solo hubo un equipo en el campo y ese fue el que contaba con un chaval llamado Rubén Pardo, de gran presente y mejor porvenir. Una joya que no tardará en salir de una Liga donde sus responsables volvieron a dar una puñalada trapera a los aficionados al situar un partido como éste en lunes.

Sin misterio en la segunda mitad

El segundo tiempo no tuvo más misterio. El técnico rayista echó el resto al cambiar a Casado por Delibasic. Nuevamente, la defensa de tres que tan irregulares resultados ha dado al equipo y fiel compañera de los 29 goles que ha recibido a estas alturas. Unos disparos lejanos de Piti y Javi Fuego fueron la única aparición en ataque de los franjirrojos, que acabaron hincando la rodilla a los 15 minutos de la segunda parte con el gol de Mikel González después de una contra.

Tras éste llegaría el cuarto y definitivo de Castro, aunque pudieron ser más si Markel Bergara no hubiese mandado al larguero un claro contragolpe. Igual hubiese dado a un equipo que ya pensaba en su regreso a Madrid como vía de escape después de una actuación solo a la altura de su exhibición de calamidades en Pucela hace poco más de un mes.

Real Sociedad: Bravo, Carlos Martínez, Íñigo Martínez, Mikel, De la Bella, Pardo (Zurutuza, min. 79), Illarramendi, Xabi Prieto, ”Chori” Castro, Vela (Agirretxe, min. 81) e Ifrán (Bergara, min. 73).

Rayo Vallecano: Cobeño, Tito, Labaka, Gálvez, Casado (Delibasic, min. 46), José Carlos, Piti, Trashorras, Javi Fuego, Chori Domínguez (Lass, min. 65) y Léo Baptistao (Vázquez, min. 82).

Goles: 1-0, min.31: Vela aprovecha un balón a la espalda de la zaga. 2-0, min.32: Vela vuelve a marcar aprovechando el desconcierto rayista. 3-0, min.61: Mikel González a la contra. 4-0, min.76: Chory Castro fusila a Cobeño tras un despeje defectuoso de Labaka.

<