Principal > Primer Equipo > Fin de semana de entrenamientos
Fotografía / Rayoherald.com

Fin de semana de entrenamientos

El Rayo Vallecano ha tenido una semana inusual marcada por la huelga general y el horario asignado para este fin de semana, en el que los rayistas visitan Anoeta en lunes. Pese a contar con menos días de entrenamiento, Paco Jémez ha podido realizar un total de seis sesiones.

Descanso en el arranque de semana

El técnico, tras la gran victoria de su equipo el pasado fin de semana, decidió otorgar tres días libres a sus jugadores. El miércoles, pese a la huelga general convocada, los franjirrojos volvieron a la Ciudad Deportiva para hacer un entrenamiento a puerta cerrada que consistió en la observación de un vídeo y gimnasio. Desde el club se calificó la jornada como ‘día de recuperación’.

El jueves, la plantilla del Rayo Vallecano volvió a la Ciudad Deportiva, pero esta vez para ejercitarse sobre su césped. Fue el día más duro de entrenamientos, ya que consistió en una doble sesión de trabajo. La mañana estuvo marcada por el trabajo físico y ejercicios de remate, mientras la tarde combinó vídeo y fútbol en diferentes espacios. Delibasic, debido a sus compromisos internacionales, no estuvo presente en la sesión.

Gálvez y Cobeño apuntan al once

La sesión del viernes, de nuevo, fue en la Ciudad Deportiva. El conjunto de Paco Jémez, en sesión matinal, llevó a cabo ejercicios de presión y transición. La noticia del día fue el reencuentro de Rodri con el balón tras la larga recuperación de su rotura fibrilar. Delibasic y Javi Fuego se ejercitaron en solitario en el gimnasio.

El fin de semana multiplicó el número de aficionados y curiosos que suelen acudir a la Ciudad Deportiva. Delibasic volvió a entrenarse con sus compañeros para realizar ejercicios de transición y finalización de jugadas. Aunque el técnico no da muchas pistas en sus entrenamientos, la continuidad de Cobeño y la posible entrada de Gálvez -en detrimento bien de Labaka bien de Amat- se tornan como posibles notas destacadas en el once titular de Anoeta.

El del domingo fue un día relajado, con sesión de vídeo, calentamiento y fútbol en espacios reducidos. El descanso en la tarde del domingo dio paso al viaje -esta vez en avión- en la mañana del lunes.

<