Principal > Reportajes > Gabriel Rojo de la Vega, oro azteca en Vallecas
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Gabriel Rojo de la Vega, oro azteca en Vallecas

Dispuesto a triunfar, sin techo. Seguro de si mismo y confiado para jugar. De esa manera se presentó en el verano de 2012 Gabriel Rojo (23) en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. Acompañado tan solo por un par de maletas, en las que el pasaporte mexicano se entremezclaba con la papeleta de indiscutible y dos pares de botas. No fueron necesarios demostrar muchos detalles de su potencial para convencer a los entrenadores el día de su llegada. Aquella misma noche, Gabri comenzaría a soñar en franjirrojo.

Formado en la cantera del América CF y tras un paso fugaz por Atlante, hasta llegar al Rayo Vallecano, ‘Gabri’ tuvo que pasar por San Luis -donde participó en Copa Libertadores- y Denia. De un simple vistazo, el jugador asombra por su cuidada forma física. Corpulento y de talla considerable, los atributos innatos de defensor hábil y veloz no le restan valor a la contundencia y anticipación que ejerce en el duelo personal. La combinación entre las características físicas y técnicas no difiere en exceso con su visión de juego, ofreciéndose como principal responsable en el inicio de la jugada.

[…] El jugador asombra por su cuidada forma física. Corpulento y de talla considerable, los atributos innatos de defensor hábil y veloz […]

Acostumbra a ocupar su perfil natural -diestro- en la posición de central, lo que le otorga mayor confianza y seguridad a la hora de establecer la comunicación con el guardameta y la línea medular. Se le considera un jugador ‘camaleónico’. Gracias a su buen desplazamiento en largo con el balón y su meticulosidad en la precisión en el pase corto, siendo capaz de comprender las diferentes necesidades del juego en función de la velocidad y el ritmo que éste requiera.

Su cuidada técnica se complementa con un buen potencial en el juego aéreo, recurso que le ha servido para estrenarse como goleador en el filial del Rayo Vallecano. Además de mostrar una gran disposición al juego defensivo, Gabri se confirma como una pieza de utilidad en las jugadas a balón parado, donde su presencia despierta una amenaza constante en el área rival.

Con Gabriel Rojo nos acercamos al prototipo de central moderno. Zaguero versátil, de rostro erguido, funcional y de práctica elaboración. Elegante a la hora de estabilizar posiciones desde los cimientos y con la personalidad necesaria para asumir riesgos, redimirse y entregarse nuevamente a la causa del conjunto. Jugador de equipo, vive en dependencia de los apoyos y no suele tener problemas en encontrarlos.

[…] nos acercamos al prototipo de central moderno. Zaguero versátil, de rostro erguido, funcional y de práctica elaboración […]

Primer hombre de ataque y último en repliegue, no suele ocupar posiciones intermedias. Su lugar se encuentra en contacto permanente con su portero, el cual encuentra en el defensor mexicano un seguro en el que apoyarse, tanto en la elaboración del ataque como en la organización de la defensa.

Gabri encaja en el perfil de una próspera generación de futbolistas centroamericanos que comenzó a recoger sus frutos, recientemente, con la consecución del Mundial U17 en 2011 y la Medalla de Oro en los JJ.OO de Londres 2012. Cerca de completar su primer año en España como jugador de Segunda B, el camino hacia categorías superiores comienza a allanarse para ‘Piccolo’ a ritmo de titularidades que van teniendo los días contados en el filial rayista.

Fran Sánchez es el redactor jefe de la sección de cantera de Rayoherald.com y uno de los principales expertos en el Rayo Vallecano B del momento. Twitter: @fjkeke

<