Principal > Primer Equipo > La épica se instala en Vallecas
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

La épica se instala en Vallecas


Espectacular y valioso triunfo del Rayo Vallecano ante el Celta de Vigo en el Estadio de Vallecas. El conjunto dirigido por Paco Jémez dio la vuelta a un partido que se había complicado mucho en la primera parte con dos errores defensivos que aprovechó a la perfección Iago Aspas. El conjunto gallego, que no supo defender su ventaja en inferioridad numérica, terminó pagando su propuesta conservadora y se marchó de vacío de Vallecas.

Cobeño en portería

Paco Jémez apostó por la continuidad en el once titular, incluido Cobeño bajo palos a pesar de tener ya disponible a Rubén. Los mismos once jugadores que vencieron en Málaga -con excepción de Jordi Amat por al lesionado Rodri- formaban de inicio para intentar repetir triunfo ante el Celta de Vigo.

Sin embargo, no comenzó bien el choque para los locales. La pareja de centrales formada por el joven jugador cedido por el Espanyol y Mikel Labaka quedaba repetidamente en evidencia con balones a su espalda, ganados con abrumadora claridad en la carrera por Iago Aspas. El ariete del Celta golpeaba sin compasión y por partida doble sobre la meta de Cobeño en la primera hora de juego, poniendo el partido cuesta arriba para los de Jémez.

Atascados en la creación, los de Vallecas iban a encontrar la llave del partido en la expulsión de Cabral por doble amarilla justo antes del descanso. La inacabable fe de los de la franja, en muchas ocasiones superior a su capacidad futbolística, iba a resultar definitiva para firmar una remontada épica en la segunda mitad.

El Celta no supo defender el botín

No supo leer la inferioridad numérica Paco Herrera. El técnico del conjunto vigués retiró del campo a Álex López, dejando a los celestes sin control de balón y totalmente a la deriva. El corazón de los franjirrojos y el talento de Léo Baptistao aceptaron gustosos la oferta para firmar la remontada en los segundos cuarenta y cinco minutos.

El propio Léo recortaba distancias con un complicado remate de cabeza ante el que no supo reaccionar a tiempo Javi Varas. Instantes más tarde, era Tito el que se incorporaba al centro del área como un atacante más para aprovechar un centro medido del Chori Domínguez y poner el empate en el marcador con un testarazo a placer.

Animados por el incansable aliento de la grada -a pesar de los más de cinco mil asientos vacíos de nuevo en Vallecas- los de Paco Jémez culminaban la remontada a diez minutos del final. Delibasic era evidentemente agarrado por Túñez dentro del área ante la mirada de Álvarez Izquierdo, que no dudó en señalar -por primera vez a favor del Rayo esta temporada- los once metros.

A pesar de un inoportuno resbalón, Piti transformaba la pena máxima y desataba la alegría en Vallecas. El segundo triunfo consecutivo en Liga deja al Rayo Vallecano en la zona noble de la tabla con 16 puntos, una cifra envidiable a estas alturas para el conjunto franjirrojo. Los de Jémez afrontan las próximas semanas de competición -Real Sociedad, Mallorca y Osasuna en Liga y la UD Las Palmas en Copa- muy reforzados en la validez de su estilo de juego para salvar la categoría.

Rayo Vallecano: Cobeño, Tito, Labaka (Delibasic, 59’), Amat (Gálvez, 46’), Casado, Javi Fuego, Trashorras, Chori Domínguez, José Carlos, Piti y Léo Baptistao (Adrián, 85’).

Celta: Javi Varas, Hugo Mallo, Cabral, Túñez, Roberto Lago, Vila, Álex López (Bustos, 42’), Augusto Fernández (Bellvís, 54’), Mario Bermejo (Toni, 65’), Iago Aspas y Krohn-Dehli.

Goles: 0-1: Iago Aspas (11’) supera por bajo a Cobeño en su salida; 0-2: Iago Aspas (33’) repite en una jugada calcada a la del primer gol; 1-2: Léo Baptistao (58’) de cabeza; 2-2 Tito (71’) también de cabeza sorprendiendo en su llegada; 3-2: Piti de penalti cometido sobre Delibasic (81’).

<