Principal > Primer Equipo > La valentía tiene premio
Jose Luis Arciniega / Fotografía / laopiniondemalaga.es
Jose Luis Arciniega / Fotografía / laopiniondemalaga.es

La valentía tiene premio


Victoria del Rayo Vallecano en La Rosaleda gracias a un doblete de Piti. El conjunto franjirrojo disputó un gran partido frente a un Málaga que no pudo disfrutar del control del balón y que sufrió con el planteamiento ofensivo de los de Jémez.

Magnífico inicio del Rayo

El Rayo Vallecano cosechó los frutos de un planteamiento tan atrevido como bien ejecutado. Bastaron cinco minutos para ver cómo el conjunto franjirrojo dejaba atrás de un plumazo la imagen mohína que se exhibió en los últimos encuentros y que hacía temer por una nueva goleada en la visita al adinerado Málaga.

La buena irrupción en el partido, moviendo el balón sin que el equipo de Pellegrini lo oliese, y con una solidaridad en defensa ejemplar, provocó que a los 10 minutos se adelantase en el marcador. Piti aprovechaba en el segundo palo un disparo cruzado de Leo, elegido de nuevo como punta de lanza y que había dejado atrás a Weligton en el área al clavarle un señor caño. El tanto suponía la confirmación de un estilo ofensivo que por fin plasmaba la intención de Paco Jémez: tener el balón con hombres de ataque mientras el contrario se desesperaba en carreras poco fructíferas.

Transcurrida la mitad de la primera parte el cuadro malacitano se desperezó y probó a Cobeño en un par de claras ocasiones salvadas con intervenciones de mérito del madrileño. El meta aprovechó su oportunidad y fue uno de los más destacados del encuentro, acompañado por una zaga que también fue creciendo con el paso de los minutos.

Mas los partidos perfectos no existen, menos en la casa del humilde, y fallos puntuales en la salida del balón pudieron costar caro. Chori Domínguez volvió a errar en zonas clave propiciando que los blanquiazules se viniesen arriba, aunque los Isco, Joaquín y compañía se mostraron menos inspirados de lo habitual. Injusto sería señalar al argentino solo para mal, puesto que en líneas generales su actuación y clarividencia fueron muy destacables asociándose magistralmente con Trashorras, José Carlos y Piti en ataque.

Jarro de agua fría tras el descanso

En la reanudación el sancionado Jémez dio entrada a Gálvez por Rodri, lo que sirvió para afianzar la defensa a pesar del varapalo inicial. Una falta cometida en el córner por Piti -que tuvo que echar una mano permanente en el flanco de Casado- supuso el tanto del empate y el inicio de un carrusel de errores arbitrales que perjudicaron a los de Vallecas. El cabezazo de Demichelis en el primer palo sirvió para batir a Cobeño pero a su vez volvió a inspirar a los franjirrojos.

Lejos de venirse abajo y repetir historias para el olvido como la sucedida en Pucela, el conjunto vallecano exhibió su mejor fútbol de la temporada. Aquella imagen impoluta mostrada al comienzo del partido regresó para poner en apuros a Caballero, quien respondió con gran agilidad a un disparo a la media vuelta de Piti, presagio del buen gol que supondría la victoria rayista.

Piti hizo justicia

El catalán hacía justicia a los méritos de unos y otros culminando una buena jugada de Leo con un disparo colocado que hizo inútil la estirada del meta local. Habían transcurrido 15 minutos de la segunda mitad y el Rayo Vallecano no se conformó con el gol sino que siguió apostando por tener el balón a costa de un desorientado Málaga, invicto hasta entonces en su estadio.

Cabe remarcar en este punto que el resultado pudo ampliarse si José Carlos no hubiese perdonado a 10 minutos para el final después de una gran acción en la que demostró su buen inicio de campaña. Igualmente, volver a apuntar la actuación de más a menos de Teixeira Vitienes, quien perdonó una clara expulsión a Demichelis entre otros fallos puntuales.

Con el conjunto de Jémez replegado y bien situado, los cinco minutos de descuento murieron ante la impotencia del equipo andaluz. Brazos al aire en señal de victoria de los vallecanos con el pitido final, sabedores de haber conseguido un premio justo a una valentía y la actitud que deben servir como espejo para los próximos compromisos contra rivales más directos en la lucha por sobrevivir entre los más grandes.

Málaga: Willy; Gámez, Demichelis, Weligton, Eliseu; Iturra (Santa Cruz, min 45), Camacho, Portillo (Duda, min.71); Isco, Joaquín, Saviola (Buonanotte, min.71)

Rayo Vallecano: Cobeño; Tito, Labaka, Rodri (Gálvez, min. 45), Casado; Javi Fuego, Trashorras, Piti (Lass, min. 71), Chori Domínguez, José Carlos; Léo Baptistao

Goles: 0-1, min. 11, Piti aprovecha una jugada de Leo Baptistao; 1-1, min. 48, Demichelis de cabeza; 1-2, min. 60, Piti desde la frontal del área.

<