Principal > Cantera > El filial tropieza con la misma piedra
Fran Sánchez / Rayoherald.com
Fran Sánchez / Rayoherald.com

El filial tropieza con la misma piedra


El filial salió de inicio con una alineación sorprendente que relegó a Jorge Sáez, Cuerva y Rubén Ramiro, al banquillo. La igualdad de la primera parte entre ambos equipos se mantuvo hasta el tramo final, justo cuando Cerrajería cabeceaba a la perfección un buen saque de esquina. Con esta derrota, el Rayo B suma su cuarto partido sin ganar y se coloca en puestos de descenso.

Algo anormal

Ya empieza a ser habitual en los pocos partidos que el filial lleva disputados en este dramático comienzo de temporada. Cuestión de bajón físico, incapacidad para defender jugadas a balón parado o falta de concentración, algo anormal en cualquier caso. El Oviedo fue paciente, aguantó los primeros acercamientos del Rayo B y supo madurar el encuentro, quizás a sabiendas, de lo que le cuesta al filial franjirrojo cerrar sus partidos.

No suele ser habitual, en un equipo necesitado de puntos como es el Rayo B, dejar en el banco a hombres tan importantes como Rubén Ramiro, Cuerva o Jorge Sáez, más aún cuando posteriormente se recurre a ellos en busca de revulsivo. Probablemente por ese motivo, los que saltaron de inicio sabían de la responsabilidad que asumían para enfrentarse a un compacto Oviedo que dio pocas opciones al cuadro rayista en la primera parte.

Velocidad y descaro en pequeñas dosis repartidas entre Nacho y Rida, insuficiente para poner en aprietos al joven meta asturiano. Por otro lado, calma y pólvora mojada en un Oviedo que se activaba con el paso de los minutos, gracias en parte a la figura de Casares, protagonista en todas las acciones de ataque del equipo del Principado. Se lesionó Thiombane cuando mejor estaba y entró Cuerva en su lugar para mantener la maquinaria funcionando.

La paciencia del Oviedo

El descanso amilanó a los de Félix Sarriugarte y esa circunstancia la aprovechó bien el Rayo B para forzar al amonestado Owona por banda derecha. Tras dos leves avisos, Cuerva encadenó una serie de buenos regates en la frontal del área que le permitieron protagonizar la ocasión más clara del encuentro para los locales. Su disparo, cruzado y desviado, se marchó por línea de fondo.

Continuaron las amenazas franjirrojas por medio del recién ingresado, Rubén Ramiro. Pero poco más pudo hacer el canterano para encontrar un socio en el área que la empujase hacia la portería. Tanto fue así que él mismo pretendió engañar al colegiado simulando un penalti que le costó la consecuente amonestación.

Se fue haciendo más grande la sombra del Oviedo sobre el terreno rayista, más aún con la entrada de Xavi Moré, que volvía a jugar al fútbol ocho meses después de su lesión. Y como viene siendo habitual en los últimos partidos del filial, los nervios y la falta de atención comenzaron a hacer de las suyas al filo de los noventa minutos. Tanto fue así, que en la recta final el Oviedo gozó de innumerables acercamientos a balón parado, hasta que en un saque de esquina, Cerrajería ajustaba un buen remate de cabeza al segundo palo donde no pudo llegar Isma.

El gol hizo el delirio del centenar de aficionados carbayones presentes en las gradas de la Ciudad Deportiva, justo cuando se comenzaban a conformar con la igualada. En estado de ‘shock’, en cambio, dejó el gol a los franjirrojos que veían como, una jornada más, volvían a tropezar con la misma piedra, aunque esta vez sin ningún punto en su haber y estrenando posición de descenso tras sumar un empate en los últimos cuatro partidos.

Rayo Vallecano B: Isma; Rober (A), Alcañiz, Gabri, Nacho; Thiombane (A) (Cuerva 33′), Toni Arranz, Chevi (Jorge Sáez 73′), Manquillo (Rubén Ramiro (A) 60′), Rida, Mesa.

Real Oviedo: Barrio; Javi Cantero, Baquero, Mantovani, Owona (A) (David 62′); Aitor Sanz, Cerrajería, Manu Busto (Pascual (A) 78′), Iker (Xavi Moré 70′), Casares (A), Óscar Martínez (A)

Goles: 0-1 min.87 Cerrajería de cabeza a la salida de un córner

7 comments
Lipi
Lipi

Yo como no tengo ni idea, no opino. Que tal alcañiz¿

bleedingums
bleedingums

Ni caso rayo10, yo coincido totalmente, Thiombane es un tuercebotas y eso no tiene nada que ver con el color de su piel. En el medio no aporta nada, como mucho lo pondría de central a ver que tal.

rayo10
rayo10

Ya estamos con lo del racismo, si no me gusta no es porque sea negro es porque es muy malo,ayer el rato que jugo el Oviedo ni presionaba y esperaba atras, como hizo todo el partido,ya veo lo que tu entiendes de jugar bien, ademas doy mi opinion que no tiene porque ser ley,repito a mi no me gusta nada.

rayo11
rayo11

de verdad hay gente muy racista , porque el chaval jugo muy bien y me gusta mucho

rayo10
rayo10

Yo confio en Jimeno (a muerte con el) pero en quien no confio es en Thiombane, ¿pero es que nadie de la direccion tecnica se da cuenta? no me gusta nada, lo siento por el chaval pero no tiene nivel para 2ªB.

bleedingums
bleedingums

Confianza en Jimeno, ha demostrado ser capaz de guiar a los chavales hacia el objetivo.

<