Principal > General > La FEF estudia la legalidad de la reforma de la Copa

La FEF estudia la legalidad de la reforma de la Copa

Refrito de as.com

La Federación Española de Fútbol ha encargado un informe jurídico para estudiar la viabilidad de la reestructuración de la Copa del Rey acordada ayer con la Liga. El problema es que hay serias dudas sobre la legalidad del cambio, tanto porque la competición ya ha había comenzado como porque su formato actual está aprobado por una asamblea.

De momento, la Comisión Delegada se reunirá para debatir estas cuestiones y decidir qué equipos entran en el sorteo fijado a las 18:00. La LFP ha ofrecido 60.000 euros a los clubes de Segunda y Tercera que están clasificados para que renuncien a seguir jugando.

Al no poder entrar los equipos de Primera, lo más probable es que en la próxima eliminatoria entren sólo los clubes de Segunda, los 21 inscritos en la temporada anterior menos el Málaga B, que no puede competir por ser filial. El problema es cómo encuadrar a los 23 de Segunda B y Tercera que ya han superado la ronda anterior. Si la mayor parte de ellos no renuncian a la Copa sería prácticamente imposible, debido a la escasez de fechas, que las eliminatorias en las que entren los de Primera se puedan disputar a doble vuelta, como está establecido en la reestructuración.

El nuevo modelo, que fue rechazado por la asamblea de la FEF en julio y que ayer fue acordado en el CSD, implica que los equipos de Primera no clasificados para torneos internacionales entren a partir de dieciseisavos y el resto en octavos. Los enfrentamientos se disptuarían a doble vuelta.

La Copa ya ha comenzado con un sistema diferente al actual, según el cual los integrantes de esta categoría tendrían que jugar la ronda programada para el 31 de agosto.

El Tenisca, equipo de Tercera División de Canarias, pedirá a los clubes de Segunda B que no acepten ni el dinero para retirarse ni la reestructuración de la Copa. Sus representantes consideran que, tal y como estaba configurado anteriormente el torneo, tenían muchas posibilidades de que en la próxima eliminatoria fueran emparejados con un grande y obtener por ella una rentabilidad superior a los 60.000 euros que ofrece la Liga. También han expresado su malestar porque el cambio no se haya consultado con los participantes. El Oviedo, de Segunda B, estudia si se suma a esta medida.

<