Principal > Primer Equipo > El Real Valladolid ridiculiza al Rayo de Jémez
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

El Real Valladolid ridiculiza al Rayo de Jémez


El Rayo Vallecano fue humillado en su visita a Valladolid, donde cayó derrotado por 6-1. Aunque el gol inicial fue obra del Chori Domínguez, los vallisoletanos pasaron por encima de los franjirrojos a base de goles y actitud.

En un partido para olvidar, Bueno, Manucho (2), Óscar (2) y Rukavina certificaron la goleada local ante un equipo franjirrojo totalmente desaparecido. La defensa de tres -con Tito, Labaka y Amat desplazado al lateral izquierdo en detrimento de Casado- fue un auténtico agujero negro en el peor partido del Rayo Vallecano esta temporada.

Duró cinco minutos

Cinco minutos duró el Rayo en Pucela. Éste fue el tiempo transcurrido entre el comienzo del encuentro y el buen gol del Chori, que hacía prever un choque muy distinto para el que acabó sufriendo el conjunto dirigido por Paco Jémez. A diferencia del buen partido disputado ante el Real Madrid, el técnico optó por retomar su apuesta por la defensa de tres hombres con la novedad de Labaka en el centro, acompañado por Tito y un Jordi Amat sorprendentemente desplazado al lateral zurdo.

En cuestión de minutos el Valladolid de Djukic dejaría en ridículo a la zaga rayista. A la media hora de encuentro, los locales no solo estaban por delante en el marcador sino que habían conseguido batir en tres ocasiones a Rubén. Bueno, Manucho y Óscar habían sido los encargados de dejar en evidencia a una línea de tres desajustada, nerviosa e impotente ante las certeras sacudidas blanquivioletas.

Tanto los costados como el centro del eje defensivo hacían aguas para escarnio vallecano. La banda derecha de Tito se convirtió en una autopista para los vallisoletanos, mientras que Amat también naufragó en el flanco contrario. La actuación de Labaka llegó incluso a estar por encima del superlativo del adjetivo malo.

Mas a la tragedia defensiva hubo que unir una inoperancia absoluta en los hombres de mediocampo. El balón bailó entre el sinsentido en la medular rayista sin que los detalles positivos del Chori fuesen suficientes. Los apoyos en la medular brillaron por su ausencia, facilitando las labores defensivas a un Valladolid bien plantado y que pocas veces se encontrará con un partido tan plácido.

Totalmente desdibujados

El engranaje ofensivo de los franjirrojos no funcionó en ningún momento. Delibasic se mostró desasistido, sin un pase decente ni entre sus pies ni a la espalda de la zaga local. A la nulidad creativa de Trashorras y Adrián se le unió una nueva actuación de Lass con muchas más sombras que luces. Y al mal juego vallecano le siguió el bofetón moral definitivo cuando Rukavina marcó el cuarto tanto vallisoletano antes del descanso. El serbio llegó por su banda derecha habilitado por Labaka, quien rompía inexplicablemente el fuera de juego y culminaba una primera parte para destrozar en el olvido.

El segundo acto fue la prolongación de lo visto en los 45 minutos iniciales, sin que el cuadro de Jémez supiese interpretar en castellano el concepto “gol average”. Óscar y Manucho siguieron siendo una pesadilla para los defensores rayistas, tan incapaces y desasistidos como en la primera mitad. Aunque el estropicio pudo continuar, finalmente solo se saldó con otros dos goles en contra, mientras la parsimonia fluía por la sangre de los jugadores franjirrojos como injusto premio al desplazamiento de la afición vallecana a Valladolid.

Set casi en blanco y preocupante imagen la mostrada por el Rayo en Pucela. La ridícula actuación franjirroja deja una complicada semana por delante, con mucho por hacer para recuperar para la causa a parte de la plantilla. La ausencia de actitud o aptitud, dependiendo de los casos, obligará a Paco Jémez a tomar decisiones de cara a los próximos compromisos del cuadro vallecano.

Real Valladolid: Jaime; Rukavina, Sereno (Peña, min. 77), Rueda, Balenziaga; Omar (Ebert, min. 62), Rubio (Baraja, min. 81), Víctor Pérez, Bueno; Óscar y Manucho.

Rayo Vallecano: Rubén; Tito, Amat, Labaka; Domínguez (Nicki Bille, min. 74), Trashorras (Leo Baptistao, min. 60), Javi Fuego, Adrián; José Carlos (Piti, min. 67), Delibasic y Lass.

Goles: 0-1, min. 4: Chori Domínguez define con la izquierda, 1-1, min. 9: Alberto Bueno de remate cruzado; 2-1, min. 12: Manucho marca con facilidad; 3-1, min. 20: Óscar se aprovecha de la pasividad de la zaga; 4-1, min. 36: Rukavina en pleno desorden franjirrojo; 5-1, min. 55: Óscar a la contra, 6-1, min. 86: Manucho culmina la goleada de escándalo.

<