Principal > Primer Equipo > Un punto de sufrimiento
Héctor Sánchez / Rayoherald.com
Héctor Sánchez / Rayoherald.com

Un punto de sufrimiento


Buen sabor de boca en el Rayo Vallecano tras el empate sin goles cosechado ante el Sevilla. Los franjirrojos jugaron con un hombre menos gran parte de la segunda mitad tras la expulsión de Rubén, quien provocó el segundo de los penaltis que falló el Sevilla.

Penalti para empezar

El equipo de Paco Jémez confirmó su buen estreno en la temporada amarrando un sufrido punto en Vallecas. El técnico canario optó por repetir el mismo esquema que le dio los últimos 3 puntos ante el Betis, con un mediocampo muy poblado y una defensa con un único central. Arriesgada apuesta que los sevillistas no tardaron en poner a prueba con constantes llegadas por las bandas defendidas a duras penas por Tito y Casado.

El primer gran susto para los vallecanos llegó en apenas 7 minutos, momento en que Amat derribaba a Negredo en el área sin excesiva necesidad y escaso disimulo. El propio delantero se encargaba de lanzar el penalti enviando el balón al poste. A pesar del fallo, los de Míchel no se amilanaron, arrebatando el balón al Rayo y situándoles muy lejos de la meta defendida por Palop. Manu del Moral y Navas siguieron intentándolo por las bandas con nulo acierto mientras que los locales comenzaron a estirarse a lomos de un Leo cuya zancada volvió a ser de lo más destacado de los rayistas.

Los franjirrojos tiraron de ímpetu e intensidad ante la falta de dominio del balón, lo que provocó que el conjunto hispalense tuviese demasiadas dificultades para avanzar con claridad. No obstante, al borde del descanso una carambola en el área defendida por Rubén estuvo a punto de inaugurar el marcador para los visitantes, quienes tuvieron otra clara ocasión en una volea de Trochowski que pasó muy cerca de la portería vallecana.

Expulsión de Rubén en el segundo penalti

Tras la reanudación, la misma tónica dominó el encuentro. El Sevilla gozó de numerosas ocasiones en superioridad atacante que no supo aprovechar. Una falta de Trashorras camino de repetir el gol logrado en la primera jornada fue la mejor ocasión local hasta que se produjo el siguiente punto de inflexión en el partido, cuando el crono marcaba el ecuador de la segunda parte.

Casado erraba en un pase a un compañero sirviendo en bandeja una clara ocasión a los andaluces. El balón acabó en las botas de Rakitic, quien encaró a Rubén y éste le derribó en el área. La merecida roja hizo que Dani Giménez se colocase bajo los palos para ver cómo el jugador croata marraba la pena máxima lanzándola fuera.

Jémez decidió minimizar riesgos y dar entrada a Gálvez, quien completaba los cambios junto al debutante Rubén Ramiro. El Chori Domínguez estuvo a punto de entrar pero la expulsión del meta titular hizo que el entrenador local aparcase su estreno para reforzar una zaga que siguió transmitiendo cierta inseguridad.

Tampoco hubo goles en el tiempo añadido

Con un conjunto rayista muy replegado, los de Míchel continuaron intentándolo con la misma torcida puntería mostrada durante todo el partido. Los franjirrojos se limitaron a repeler los ataques sevillistas y apenas inquietaron a la defensa visitante. El sufrimiento se prolongó durante los exagerados 6 minutos de descuento pero finalmente el marcador no se movería para frustración visitante y alivio de los vallecanos, quienes siguen invictos en este arranque de campeonato.

Atlético y Real Madrid serán los siguientes en poner a prueba a un Rayo que con sus limitaciones por pulir ya ha demostrado que sabe competir y cuya intensidad obligará a sus rivales a dar el máximo si quieren superarle.

Rayo Vallecano: Rubén, Tito, Amat, Casado, Javi Fuego, Trashorras (Gálvez, min.75), Lass (Rubén Ramiro, min.64), José Carlos (Dani Giménez, min.70), Adrián, Leo y Nicki Bille.

Sevilla: Palop, Cicinho, Botía, Spahic (Maduro, min.78), Fernando Navarro, Rakitic, Medel, Trochowski (Alex Rubio, min.76), Jesús Navas, Del Moral (Javi Hervas, min.73) y Álvaro Negredo.

<