Principal > Primer Equipo > Trashorras hace de Tamudo
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Trashorras hace de Tamudo


El Rayo Vallecano debutó con victoria en el primer partido de la temporada. Al igual que en el último encuentro de la pasada campaña, los franjirrojos se impusieron al Granada con un único tanto logrado en el descuento, al transformar Trashorras una falta de forma impecable.

Primera alegría de la temporada

La primera alegría de la temporada en Vallecas se hizo de rogar. En un partido con sorprendentes similitudes con aquel que dio una permanencia agónica al Rayo allá por el mes de mayo, los de Paco Jémez terminaron sacando 3 puntos tras un choque plagado de imprecisiones y en el que los franjirrojos fueron de más a menos en su juego.

Como telón de fondo una grada que sí cambió mucho respecto al partido de mayo, abarrotado en todas sus localidades. A los asientos vacíos en las gradas laterales se unió un fondo despoblado en su parte central en señal de protesta por la disputa de partido en lunes en horario tan atípico como incómodo, insulto al aficionado del fútbol en directo.

Y efectivamente, de fútbol no hubo demasiado en la noche del lunes en Vallecas. El primer partido de la era Jémez sirvió para mostrar sus líneas maestras: intensidad, mucho movimiento, ataques rápidos y predisposición a tener el balón. Varias fueron las caras nuevas que intentaron plasmarlo en el terreno de juego hasta dejar constancia en momentos puntuales de la primera mitad. Adrián, Nicki Billie y José Carlos fueron los debutantes que más peligro crearon en los primeros compases en las inmediaciones de Toño.

A ellos se les unió el joven Lass, eléctrico pero desesperante por momentos ante sus constantes pérdidas. Aun así no hay que obviar sus méritos en la jugada que supondría el gol rayista, con una gran arrancada por la banda izquierda.

El Rayo, de más a menos

Sin embargo, las buenas intenciones de los vallecanos no tardaron en diluirse frente al Granada. A raíz de los primeros sustos frente a la meta de Rubén, con un gran despeje al lanzamiento de un libre directo y con la ayuda del larguero en el saque del córner, mediada la primera parte el equipo visitante se hizo con el control del juego. La figura de El-Arabi emergió en la delantera granadina hasta el punto de ser una amenaza casi imposible de neutralizar por la debutante pareja de centrales formada por Gálvez y Amat.

En la segunda mitad los de Anquela consiguieron alejar por completo a un Rayo notablemente nervioso del área defendida por Toño. Con un incansable Iriney en la medular a pesar de un insoportable calor que evidentemente deslució parte del choque, los rojiblancos consiguieron impedir con una presión constante el juego contrario, cuya insistencia por salir con el balón jugado en corto desde el área estuvo a punto de costar un disgusto.

Trashorras, Labaka (que sustituyó al lesionado Amat) y Delibasic fueron los hombres de refresco en el conjunto franjirrojo. A destacar, la actuación del montenegrino, muy motivado y luchador en punta. No obstante, si un nombre propio hay que resaltar en los vallecanos es el de Roberto Trashorras. El lanzamiento de falta del gallego fue sencillamente magistral, una parábola perfecta condenada a entenderse con la red para goce y disfrute de la parroquia local. Un toque de templanza, calidad y fe que recordó el éxtasis vivido tres meses atrás cuando fue Tamudo el que hizo posible el milagro.

Buen paso al frente acompañado por un suspiro de fortuna que, no obstante, no oculta las limitaciones que por ahora tiene un proyecto modesto a la par que ilusionante.

Rayo Vallecano: Rubén; Tito, Amat (Labaka, m.66), Gálvez, Casado; Lass, Javi Fuego, José Carlos, Adrián González (Trashorras, m.59); Piti y Nicki Bille (Delibasic, m.74).

Granada: Toño; Nyom, Iñigo López, Borja Gómez, Siqueira; Fran Rico, Iriney; Orellana (Torje, m.78), Lucena; Floro Flores (Jaime, m.86) y El Arabi (Machis, m.90).

Goles: 1-0: Min.94 Trashorras, de lanzamiento de falta.

<