Principal > El Club > Semana tensa en los despachos del Rayo Vallecano
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Semana tensa en los despachos del Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano afronta la semana previa al arranque del campeonato de liga con muchos temas candentes encima de la mesa. Además de la evidente necesidad de completar la plantilla con una serie de fichajes -el propio Paco Jémez ha reconocido que faltan cuatro o cinco refuerzos para ser competitivos- los despachos de la Avenida de la Albufera vivirán su semana más tensa en lo que respecta al reparto televisivo.

Asamblea extraordinaria de la LFP

La LFP ha aceptado la petición de los clubes denominados “rebeldes” para convocar una asamblea general extraordinaria este martes día 14. La posición del Rayo Vallecano -alineado con el comunicado realizado la semana pasada por trece equipos de Primera División- choca con la postura de Javier Tebas. Tanto es así, que Tebas -a su vez vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional- podría abandonar en breve su cargo como abogado del proceso concursal de la entidad franjirroja.

Además, la posición pública de José Plaza, que avisó en un artículo de opinión en el Diario Marca del riesgo que afrontan los clubes que incumplan su contrato con Mediapro, ha añadido más fuego interno en el seno del Rayo Vallecano.

En contra de lo expuesto por el Plaza -administrador concursal del Rayo Vallecano- el consejo de administración del club evalúa seriamente ampararse en la resolución de la Comisión Nacional de Competencia y pasarse a Prisa TV, lo que significaría un aumento en sus ingresos de los 13 millones de euros a una cifra por encima de los 20 millones.

Pendientes del Chori Domínguez

En el apartado deportivo, la dirección deportiva liderada por Felipe Miñambres tiene como reto cerrar lo antes posible una plantilla competitiva para afrontar un nuevo campeonato en Primera División.

La contratación del Chori Domínguez -una de las grandes prioridades en Vallecas- vivirá en las próximas horas su resolución definitiva. Para cambiar la franja roja de River Plate -donde jugó cedido la pasada campaña- el argentino debe desvincularse del Valencia y anteponer la propuesta del Rayo a sus opciones de regresar a Rusia, donde ya jugó entre 2004 y 2009 en las filas de Rubín Kazán y Zenit de San Petersburgo.

<