Principal > Primer Equipo > José Carlos, talento a prueba de esfuerzo
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

José Carlos, talento a prueba de esfuerzo

José Carlos Fernández Vázquez -Riotinto, Huelva, 17 de julio de 1987- se ha convertido en uno de los refuerzos de verano del Rayo Vallecano. Formado en la cantera del Sevilla, el centrocampista llega a Vallecas tras su experiencia en el fútbol griego, donde probó fortuna en el AEK de Atenas avalado por Manolo Jiménez. La destitución del ahora técnico del Real Zaragoza -que conocía bien desde su etapa en el filial del conjunto sevillista- propició su regreso al fútbol español, esta vez en las filas del conjunto franjirrojo.

Virtudes y defectos

La notable progresión profesional de José Carlos en el filial del Sevilla -que competía en Segunda División en el 2008- llamó la atención de los responsables del conjunto andaluz, que vieron en el extremo al futuro Jesús Navas. Rápido y desequilibrante a la hora de encarar, además de un excepcional lanzador de faltas, se ganó una oportunidad en el primer equipo. Sin embargo, la gran competencia en el mejor Sevilla de la historia le obligó a salir cedido al Cartagena, donde no tuvo excesiva fortuna.

Sus carencias en el aspecto defensivo, donde en ocasiones se despista y descuida sus labores, le fueron poco a poco cerrando la puerta de la Primera División. Ahora, tras su experiencia en el fútbol griego y la certeza de que solamente mejorando su capacidad de trabajo y sacrificio logrará hacerse un hueco en el fútbol de alto nivel, José Carlos aterriza en Vallecas con la intención de hacer bueno su talento en el conjunto madrileño.

El papel de Jémez a la hora de conducir al futbolista se antoja crucial a la hora de sacar el máximo partido de sus numerosas cualidades.

Lo mejor: talento, velocidad y desequilibrio. Excelente lanzador de faltas.
Lo peor: despistes defensivos, economía de esfuerzo.
La clave: la capacidad de Paco Jémez para sacar a relucir la mejor versión del jugador.

<