Principal > Perfiles > Cesc Fàbregas, apuesta segura
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Cesc Fàbregas, apuesta segura

Francesc Fàbregas Soler -4 de mayo de 1987 Arenys de Mar, Barcelona- difícilmente podría pronosticar, tras emigrar al fútbol inglés siendo un adolescente, que en apenas unos años sería considerado uno de los mejores centrocampistas del continente y retornaría convertido en estrella al club de su infancia. Una travesía de ida y vuelta en la que ha dejado por el camino numerosos récords de precocidad pero, sobre todo, buen fútbol.

Wenger se fija en él

Que el Arsenal de Wenger, caracterizado por contratar futbolistas tremendamente jóvenes, pusiese la mirada en Cesc era indicativo de que el catalán estaba haciendo las cosas más que bien. El motivo definitivo que llevó a los londinenses a efectuar su fichaje fue la actuación del jugador en el Mundial sub-17 de 2003, en el que España quedó subcampeona y donde Cesc fue la referencia del equipo.

Forzado a decir sí a las condiciones que le ofrecía el Arsenal, tuvo que dejar a un lado amistades como la de Piqué y Messi, con los que compartía vestuario, para lanzarse a la aventura con 16 años. En su momento fue uno de los primeros españoles en marchar a la Premier para iniciar una tendencia a exportar jugadores nacionales al campeonato británico que todavía continúa.

Todo un líder

Solo un mes después de su llegada al club, consiguió participar con la primera plantilla en un partido de copa en la que fue la aparición más temprana de un jugador en el primer equipo con 16 años y 177 días. En diciembre de ese mismo año certificó un nuevo récord al ser el goleador más joven de la entidad tras marcar un tanto ante el Wolverhampton, también en partido de copa.

Aunque no pudo estrenarse en liga hasta la temporada siguiente, las lesiones en el centro del campo gunner le posibilitaron disputar algunos encuentros como titular. La edad de Cesc no se correspondía con la madurez que presentaba en el terreno de juego y pronto adquirió un protagonismo importante. En la campaña 05/06 ya era dueño y señor de la medular de un conjunto que alcanzó por primera vez en su historia la final de la Champions League en la que Cesc se enfrentó al equipo de su infancia, por supuesto como titular.

Los cinco años posteriores de Cesc en el Arsenal siguieron la misma tónica. El jugador se confirmaba año tras año como el baluarte del equipo, llegando a obtener la capitanía en 2008, pero el equipo no daba muestras de dar un paso al frente para dejar de ser el eterno candidato a los títulos.

Vuelta a casa

En su día se habló que este fue el motivo que llevó a Cesc a abandonar el club londinense e iniciar una segunda etapa en el FC Barcelona. Aún así, Wenger puso todas las trabas posibles para evitar un fichaje que no pudo completarse hasta el pasado verano.

Con el deseo de Fàbregas ya cumplido, la presente temporada ha transcurrido de la forma esperada. Al no requerir adaptación alguna, su aportación al equipo fue más que notable desde el primer encuentro, incluso sorprendiendo con una faceta goleadora poco conocida en el jugador. Una rentabilidad que ya estaba asegurada desde su llegada.

Conoce a los rivales del Rayo Vallecano

1 comments
Wa
Wa

???

<