Principal > Primer Equipo > La amenaza del descenso planea sobre El Molinón
Fotografía / Rayoherald.com

La amenaza del descenso planea sobre El Molinón

La soga comienza a ahogar a un Sporting de Gijón que se encuentra penúltimo a ocho puntos de la salvación, cuando restan cinco jornadas por disputarse. El Rayo Vallecano visitará El Molinón en lo que puede ser una de las últimas bazas que le quedan al cuadro de Clemente para salvar la categoría. Los franjirrojos nunca han vencido en Primera División en Gijón.

Una victoria en los últimos siete encuentros

El Sporting de Gijón solo ha ganado uno de los últimos siete partidos que ha disputado en Liga. Además, este dato puede incrementarse si se tiene en cuenta que el conjunto sportinguista tan solo ha cosechado dos victorias en sus últimos 15 encuentros disputados. De este modo, únicamente Sevilla (1-0) y Levante (3-2) son los conjuntos a los que ha sido capaz de doblegar.

Es más, en lo que va de año el Sporting de Gijón ha disputado 17 encuentros y solo ha ganado 3. Con este bagaje, la salvación de los asturianos se complica, máxime si se tiene en cuenta que son el equipo más goleado de la categoría (con 63 tantos encajados) y el que más partidos pierde (con 19). Eso sí, los franjirrojos no le andan a la zaga, ya que son el tercer conjunto con más goles en contra (58) y también el tercero que más partidos pierde (17).

El Rayo Vallecano nunca ha ganado en Primera División en Gijón

Gijón es una ciudad que no acaba de dársele bien a los franjirrojos, ya que nunca han conseguido la victoria allí en Primera División. El Rayo Vallecano ha disputado 8 encuentros en la máxima categoría en tierras gijonesas, de los cuales ha perdido 7 y empatado 1. La Historia de los Sporting-Rayo tiene una única victoria visitante. Fue en la temporada 69/70, en Segunda División, en un partido que vencieron los vallecanos por 0-1.

Por otro lado, cabe destacar que el conjunto de Sandoval ha encajado 17 goles en sus cuatro últimos partidos como visitante. Gijón puede ser el punto de inflexión para cambiar este rumbo y para sellar la permanencia.

<