Principal > Perfiles > Puñal, historia viva de Osasuna
Fotografía / Rayoherald.com

Puñal, historia viva de Osasuna

Pocos son los futbolistas que a los 36 años pueden presumir de seguir en activo y muchos menos los que continúan teniendo un papel protagonista en su equipo. Francisco Puñal –6 de septiembre de 1975 Pamplona, Navarra- es uno de ellos. El centrocampista es, después del portero Andrés Fernández, el jugador de Osasuna que más minutos permanece en el campo para continuar ejerciendo así como líder en la magnífica campaña de los rojillos.

Nada más y nada menos que trece temporadas al servicio del primer equipo que le han servido para convertirse en el jugador que más veces se han enfundado la camiseta de Osasuna. Un total de 368 partidos con los que ha superado al mítico defensa Javier Castañeda, que ostentaba el récord hasta la presente campaña con 350 encuentros en primera.

Un comienzo complicado

Pese a esta extraordinaria cifra de récord, Patxi Puñal no tuvo un inicio sencillo en la filas del club pamplonés. Con 21 años era uno de los jugadores más importantes del filial de Osasuna y la delicada situación que vivía la primera plantilla en segunda división ayudó al ascenso del centrocampista. Aunque debutó en la última jornada de la temporada 96/97, al año siguiente se convirtió en uno de los fijos del equipo durante gran parte del campeonato.

Sin embargo los dos años posteriores no fueron todo lo satisfactorios que Puñal hubiese deseado. Curiosamente la temporada en la que Osasuna consiguió el ascenso, el jugador fue traspasado al Leganés para permanecer con los madrileños dos temporadas más en la segunda categoría. 37 partidos y 9 goles en la 00/01 confirmaron la salvación del equipo y la vuelta a Osasuna de Puñal, que había convencido con su fútbol al por entonces entrenador Miguel Ángel Lotina.

Regularidad absoluta

A partir de ese instante la trayectoria del jugador se caracteriza por una completa estabilidad. Puñal agradecía la confianza que le otorgaban todos los técnicos con buen fútbol y goles decisivos en un Osasuna que peleaba cada año por mantenerse en primera. Combinaba de forma excelente su trabajo incansable en la medular con frecuentes llegadas al área contraria en las que castigaba a los rivales. Un auténtico todoterreno.

Hasta la fecha no ha habido temporada en la que Patxi Puñal no haya superado la treintena de partidos. Entre todos ellos ha vivido experiencias tan dispares como jornadas finales de infarto ante la amenaza del descenso o el sueño de participar en la fase previa de toda una Champions League. Ahora, tras renovar de forma automática hasta 2013 debido al número de partidos jugados, el capitán demuestra semana tras semana que todavía tiene cuerda para rato. Sin duda un motivo de orgullo para el cuadro rojillo.

2 comments
pako
pako

patxi es de los futboleros de verdad.

<