Principal > General > El Rayo no falla en Vallecas

El Rayo no falla en Vallecas


Cómoda victoria del Rayo Vallecano por dos goles a cero ante un Villa Santa Brígida que sólo inquietó la meta de Falcón en los primeros cinco minutos. Los rayistas mantienen la buena línea en casa con tres victorias en otros tantos partidos.

Susto inicial y poco más

Ante las obligadas ausencias de Enguix y Yuma en el centro del campo, Pepe Mel se decantó por un nuevo dibujo en el equipo titular. Cubillo quedaba como el principal conductor de juego, acompañado por Míchel y Miguel Albiol un poco más adelantados. Los extremos quedaban para Collantes y Jonathan, con Pachón en la punta de ataque y Diego Torres en el banquillo.

El partido comenzó con un aire de ida y vuelta que hacía presagiar erróneamente un partido bastante abierto y animado. Cubillo probaba desde lejos y Jonathan disparaba al larguero, respondiendo Gustavo con una rápida contra que terminaba fuera por poco. Todavía en los primeros cinco minutos de juego, los visitantes veían anulado un tanto a balón parado por fuera de juego.

A partir de ese momento comenzó el monólogo rayista, con Jonathan y Carlos de la Vega incorporándose con total libertad por la banda derecha y poniendo numerosos balones en el área visitante. Pachón, Amaya y Albiol remataban tres jugadas diferentes con claro peligro de gol, pero Javi Ortega mantenía su puerta a cero con la resignación de quien sabe no va a poder aguantar así mucho tiempo.

Conexión Cubillo-Collantes

A la media hora de juego llegaba lo inevitable. Lo hacía de manera brillante, en uno de los detalles de calidad del partido y protagonizado por la conexión Cubillo-Collantes. El ex del Getafe ponía un excelente balón en profundidad con la pierna izquierda, perfecto y medido para la velocidad de un Collantes desequilibrante y decisivo. El delantero superaba a Javi Ortega con un remate raso, dividiendo al equipo entre los que celebraban el tanto con él y los que se abrazaban a Cubillo por la otra mitad del tanto.

Con el Santa Brígida totalmente superado por los acontecimientos, el Rayo Vallecano jugaba en campo contrario de manera permanente. Un chupinazo lejano de Pachón era repelido por el larguero en lo que fue la previa del segundo y definitivo tanto del partido.

Una vez más Collantes manejaba el balón a su antojo en la frontal del área, sorteando rivales y aprovechando la debilidad visitante para encontrar a Míchel con un suave toque picado entre una maraña de defensores. El capitán sorteaba al portero en su desesperada salida, empujando el balón al fondo de una portería totalmente vacía y cerrando el partido con mucho tiempo aún por delante.

Segunda mitad sin historia

Mejoró el Santa Brígida en la segunda mitad, especialmente en la rigurosidad defensiva, pero sin acercarse a la meta de un Rubén Falcón que fue un mero espectador durante todo el encuentro. La protesta de una pena máxima por una supuesta mano de Amaya fue el único balance ofensivo del conjunto canario en toda la segunda mitad.

El Rayo Vallecano tampoco brilló tras la reanudación. Con los tres puntos en el bolsillo y sin demasiado interés en hacer más grande la brecha en el marcador, los minutos pasaron con tranquilidad y sin más sobresaltos que algunas tarjetas amarillas mostradas por el colegiado de manera bastante discutible.

Debut de Rubén Reyes y lesión de Diego Torres

La cara y la cruz de la jornada la iban a poner Rubén Reyes y Diego Torres. El primero debutaba en Liga con su nuevo equipo después de varias semanas en el dique seco por una inoportuna lesión durante la pretemporada. El ex del Pontevedra demostró su calidad en el toque en varias jugadas a balón parado en lo que debe ser un anticipo de su presencia en el once de Pepe Mel.

Después de sustituir a Pachón a un cuarto de hora para el final, la jugada desgraciada del día la protagonizaba Diego Torres. Una dura entrada por detrás de un defensor del Santa Brígida dejaba la rodilla del rubio delantero enganchada en el césped, en un gesto con muy mala pinta desde el primer momento.

El bravo jugador intentaba reincorarse al juego tras ser atendido en la banda, pero la rodilla no le respondía y abandonaba el terreno de juego antes de la finalización del partido. Fue sin duda la nota más negativa de un partido sin excesiva historia y que dejó tres puntos más en el casillero del Rayo Vallecano.

Rayo Vallecano: Rubén, Llorens, Baquero, Amaya, Carlos, Collantes (Rubén Reyes 70′), Cubillo, Albiol, J. Alvarez, Michel (Coke 78′) y Pachón (Diego Torres 76′).

Villa Santa Brígida: Javi Ortega, Carreño, Josué, Ruyman, Dudi, Orlando (Jonay 70′), Angel, Jero, Gustavo (Leroy 46′) y Pablo Alvarez (Rosmen 65′).

Goles:
30′ Collantes tras un preciso pase de Cubillo (1-0)
44′ Míchel define dentro del área tras una jugada de Collantes (2-0)

<