Principal > Perfiles > Rubén Pardo, una espera que se hace eterna
Fotografía / Rayoherald.com

Rubén Pardo, una espera que se hace eterna

Si elaborásemos una lista con las jóvenes promesas del panorama futbolístico español es más que probable que Rubén Pardo Gutiérrez -22 de octubre de 1992 Rincón del Soto, La Rioja- estuviese en los puestos de cabeza. Con 19 años su protagonismo en el primer equipo es cada vez mayor pese a que todavía cuenta con ficha del Sanse, sobrenombre con el que se conoce al filial de la Real Sociedad. Todo ello debido a una protección hacia el jugador que para muchos está resultando excesiva.

El cerebro en el campo

El centrocampista riojano desempeña a las mil maravillas la labor de creación en el terreno de juego gracias a una sobrada calidad que aúna con un gran sentido táctico. En ningún momento se esconde y su apuesta por el juego al primer toque le permite llevar sin ningún problema el peso del equipo en la medular, actividad que realiza sin abandonar la tarea defensiva, lo que le posibilita robar gran cantidad de balones.

Con estas cualidades en su carta de presentación la Real Sociedad no dudó un instante en cazarle a los 12 años para iniciar su formación en las instalaciones de Zubieta. Ya en 2010 consiguió participar en un encuentro con el segundo equipo, el único que jugaría durante toda la temporada. Sin embargo, los precedentes invitaban a pensar que Rubén Pardo debía contar con mucho más protagonismo.

La selección, su escaparate

El canterano venía de disputar el Europeo Sub-17 de Alemania, en el que España quedó eliminada en la fase de grupos curiosamente sin marcar ni encajar gol alguno, y el Mundial de ese mismo año con sede en Nigeria en el mes de octubre, donde la selección finalizó en un meritorio tercer puesto. Su participación en ambos eventos presagiaba el enorme futuro del futbolista.

Aunque el salto definitivo vendría de la mano del Europeo Sub-19 del pasado verano en Rumanía. Rubén Pardo fue pieza clave en el centro del campo siendo uno de los mejores jugadores del combinado nacional que logró hacerse con la corona tras vencer en la final a la República Checa. Aún así, no fue hasta la jornada undécima de la actual temporada cuando Montanier facilitó su debut en Primera ante todo un Real Madrid.

El sueño se hace esperar

Por circunstancias desconocidas el técnico francés ha optado por minimizar las apariciones del jugador que sólo ha sido titular con el primer equipo en dos ocasiones: ante Barcelona y Sevilla, en este último anotando incluso un tanto. Con el paso de las jornadas es evidente que su participación aumenta pero la afición txuri urdin no parece dispuesta a esperar mucho más para ver en plena acción a su canterano estrella.

Aun así, que su protagonismo haya sido escaso hasta la fecha no significa que la Real Sociedad esté descontenta con el rendimiento de Rubén Pardo. De hecho, ha logrado cerrar un acuerdo con el centrocampista que le compromete con la entidad hasta el año 2015 con una cláusula de rescisión dirigida a espantar los numerosos compradores que ya han sido seducidos por el fútbol del joven talento.

Conoce a los rivales del Rayo Vallecano

<