Principal > Cantera > El Rayo B vuelve a sonreir
Fotografía / Rayoherald.com

El Rayo B vuelve a sonreir


El filial rayista volvió a degustar las mieles del triunfo en su visita al Sanse. Tras una primera marcada por el mal estado del césped y la escasez de oportunidades entre ambos conjuntos, la segunda deparó a un Rayo B más incisivo sobre el área sansera. Los goles llegarían en los últimos minutos: Rober, primero y Rubén Ramiro, después, fueron los autores de los goles del filial, que consiguen acabar con la racha negativa del mes de marzo.

Un mes para olvidar

Acabó el maleficio para el filial. Los de Jimeno han tenido que esperar un mes y cinco jornadas –desde aquella victoria en Getafe- para volver a saber lo que es terminar un partido con ventaja en el marcador. Un mes complicado, en el que el cuadro rayista ha tenido que enfrentarse a todo tipo de desavenencias que han ido desde lesiones de hombres importantes, hasta marchas de jugadores claves.

El Rayo B parece recuperado del excesivo castigo que le tenía preparado la competición, y si el miércoles frente a La Roda ya se pudieron palpar las primeras sensaciones de cambio en la dinámica, en la visita a Matapiñonera, los franjirrojos no iban a esperar más.

El Rayo B fue de menos a más

Y eso que el marco del partido no era, ni mucho menos, el idóneo para que el cuadro rayista desplegara con soltura su fútbol. Un terreno de juego en mal estado, y la ausencia por molestias físicas de Jorge Sáez en el grupo, hicieron a los de Jimeno rearmarse ante las adversidades, haciendo debutar al juvenil, Víctor Manquillo, en el once titular.

No fue el comienzo del partido el más atractivo de la temporada. Tanto Sanse como Rayo B no gozaron de oportunidades claras durante una primera parte. Disparos lejanos de ambas conjuntos se perdían por línea de fondo sin un destino claro. Cuerva en el filial, y Edu Ruiz en los locales fueron los que más cerca estuvieron de centrar sus disparos entre los tres palos.

Se animó algo más el Rayo B en la segunda parte. Más ganas ponían los jugadores franjirrojos ante un Sanse que parecía conformarse con el resultado. Sin embargo, no fue hasta el momento en que Jimeno comenzó a mover el banquillo, cuando iban a comenzar a llegar las ocasiones más claras del partido. Mata y Rubén Ramiro, ambos bien secundados por un solidario Nono, demostraron tener más hambre de gol que todo el Sanse junto.

Más tarde, un tanto anulado por fuera de juego del juvenil del Rayo B, iba a ser el aviso de un Rayo B que todavía no había dicho su última palabra. Mientras, en el otro lado de la moneda, el Sanse mantenía su tregua con la portería de Isma, que apenas tuvo que intervenir en la segunda parte.

Lo mejor para el final

Pero como sucede en los grandes espectáculos, lo mejor estaba reservado para el final. En un partido trabado y empedrado de cara a gol, la estrategia se alzaba como recurso para batir la muralla sansera. Nono se percató antes que nadie de ello, y en un córner se asoció con su paisano, Rober, de maravilla para que el lateral, que reaparecía tras su partido de sanción, sacara toda su clase a relucir con un elegante giro de cabeza que se colaba en la portería de Miguel Ángel.

El equipo se activó, y sin relajarse lo más mismo, se mantuvo firme en todas sus líneas, anulando a un Sanse al que los duros esfuerzos ante Castilla y Tenerife comenzaban a pasar factura. Fue en el último minuto de partido, cuando Nono, sorteando rivales por la línea de fondo, se volvió sacar de la chistera una asistencia para Rubén Ramiro, que solo tuvo que empujar el balón en boca de gol, para dar ese definitivo empujón a un equipo que tras este triunfo vuelve a sonreir.

Rayo Vallecano B: Isma; Rober, Mario, Alcañiz, Villarejo; Thiombane (Guadaño 67’), Cuerva, Nono, Dani (Rubén Ramiro 73’), Léo, Manquillo (Mata 56’)

Sanse: Miguel Ángel; Castañera, Ramiro, Vaquero, Edu Ruiz, Iñaki, José Luis (Alcalde 67’), Moncho (Biendi 60’), Héctor, Portilla, Felipe Moreno (Mahillo 79’)

Goles: 0-1min.82 Rober de cabeza en un córner botado por Nono; 0-2 min.89 Rubén Ramiro aprovecha un pase de Nono en línea de gol

Árbitro: González González (comité balear). Amonestó a Thiombane y Mata en el Rayo y a Héctor y Edu Ruiz en el Sanse

<