Principal > Cantera > El que perdona lo paga
Fotografía / Rayoherald.com

El que perdona lo paga


El Rayo Vallecano B sumó un punto ante La Roda que sabe a poco después de la buena imagen mostrada por los de Jimeno. La falta de puntería en los metros finales condenó al filial franjirrojo, que jugó con superioridad numérica durante gran parte del segundo tiempo y que nada pudo hacer para evitar el tanto de Íker Torre cuando el partido agonizaba.

Ligero despertar

Había ganas en el vestuario franjirrojo de romper con la racha negativa de las últimas semanas, de buscar una victoria en busca de ese punto de inflexión o esa vuelta de tuerca que permitiese afrontar el final de temporada con un sabor más dulce. Desde el principio, se pudieron ver destellos de ese equipo eléctrico, incansable y fresco que ha flirteado con los puestos altos durante un buen tramo de la temporada.

La asociación funcionaba con los primeros contactos con el balón de los chicos de Jimeno –que presenció el partido desde la grada cumpliendo así con la amonestación impuesta en el partido ante el Tenerife-. Dani penetraba con profundidad por los costados de una pasiva defensa manchega. El menudo jugador puso un centro hacia el área donde se encontraba Nono, que no dudó en armar su pierna para batir, con la ayuda del zaguero rojillo, la portería defendida por Zapata.

El tempranero gol despertó a La Roda, que buscaba hacerse con el control del partido, aunque las oportunidades de gol las ponía el cuadro rayista. Léo enganchó un potente disparo que se estrelló en el larguero y cuyo rechazo remató Mata en aparente posición legal, pero el colegiado extremeño decidió anular el que podría haber sido el segundo tanto del partido.

Antes del descanso, el filial gozó de buenos minutos que llegaron después de que La Roda protestase una posible mano de un jugador franjirrojo en el área. Jorge Sáez, bien escoltado en la medular por Cuerva, llevaba la manija de un equipo que se mostraba más cómodo que los rojillos sobre el campo.

Sin puntería

El partido continuaba con los mismos derroteros al comienzo de la segunda parte, pero el filial no acababa de aprovechar el desparpajo de sus hombres de banda. Más aún con los espacios creados en la última línea rojilla que ganaron en evidencia con la expulsión de Santi Polo a los siete minutos de la reanudación.

Con la superioridad numérica, el filial dispuso de las ocasiones más claras del partido. Sin embargo, la portería manchega se hacía más pequeña cada vez que atacaban los franjirrojos.

Dominaba el Rayo B, pero La Roda supo aguantar el resultado hasta los minutos finales, cuando los manchegos sacaron partido a la envergadura de su referente ofensivo, Íker Torre, para poner el gol del empate y vaciar un jarro de agua fría sobre el banquillo local.

Aún hubo tiempo para que el juvenil Rubén Ramiro disfrutase de la última ocasión del partido, pero el balón no iba a volver a entrar en ninguna portería. Al final, el filial recoge un punto que sirve para comenzar a remontar el vuelo de cara al próximo compromiso liguero, el domingo ante el Sanse en el Nuevo Matapiñoneras.

Rayo Vallecano B: Isma; Mario, Guadaño, Alcañiz, Villarejo; Cuerva, Jorge Sáez (Manquillo 87’), Nono, Dani, Mata (Chevi 67’), Léo (Rubén Ramiro 76’).

La Roda: Zapata; Andres, Héctor, Alberto (Adrián 81’ / Mikel Méndez 89’), Santi Polo, Cuquerella (Sergio Ortiz 61’), Bernardo, Espinola, Megias, Íker Torre, Pereira.

Goles: 1-0 min.3 Nono a pase de Dani; 1-1 min.90 Íker Torre remata en el área pequeña.

Árbitro: Martinez Lemus (comité extremeño). Expulsó con roja directa a Santi Polo (52’). Amonestó a Villarejo, Alcañiz, Chevi y Mario en el Rayo. En La Roda amonestó a Zapata, Íker Torre, Sergio Ortiz y Raúl.

Incidencias: Alrededor de 200 espectadores en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano.

<