Principal > Perfiles > Coutinho, un cedido de lujo
Fotografía / Rayoherald.com

Coutinho, un cedido de lujo

Apenas faltaban horas para producirse el cierre del mercado invernal cuando saltó la sorpresa: Philippe Coutinho -12 de junio de 1992 Río de Janeiro, Brasil- era nuevo jugador del Espanyol. La extrañeza, sin embargo, era menor si se analizaba con detenimiento los precedentes que habían motivado la operación. Entre ellos destacaba la inexplicable falta de minutos por parte de Ranieri en un Inter que reclamaba a gritos la creatividad de un futbolista como Coutinho, lo que terminó por forzar su marcha. Y que mejor destino que el Espanyol, donde juventud y oportunidades van de la mano y la práctica de un fútbol vistoso es un propósito a cumplir.

Clase heredada del fútbol sala

La manera de jugar de Coutinho se identifica con la del clásico mediapunta dotado de gran técnica y capaz de asistir a los delanteros de manera precisa. Aunque su capacidad de desborde le permite también, como sucede en el Espanyol, partir desde una banda y trazar la diagonal hacia la portería. Fundamentos técnicos, los del brasileño, que comenzó a adquirir desde los tres años en el fútbol sala.

Así creció hasta que uno de los cuatro clubes de Río de Janeiro en primera división, el Vasco da Gama, le ató para iniciar su formación en las distintas categorías. Su progresión fue tan notable que en 2007 ya disputó y ganó el Campeonato Sudamericano sub-15 con su selección y al año siguiente el Inter de Milán apalabró con la entidad brasileña su incorporación al club cuando cumpliera 18 años. Coutinho era por entonces junto a Neymar la más firme promesa en los combinados inferiores de la `canarinha´.

Curiosamente unos meses antes que el Inter el Real Madrid intentó el fichaje del jugador, pero fue denunciado por el Vasco da Gama ante la FIFA por haber realizado ofertas al entorno del futbolista sin que este cumpliera la mayoría de edad. En cambio, el conjunto italiano si logró más tarde su objetivo e inscribió a Coutinho en 2010 por unos cuatro millones de euros.

La Supercopa de Europa, su debut ante el mundo

Con Rafa Benítez al frente del equipo `nerazzurri´ Coutinho adquirió protagonismo desde el primer momento, llegando a jugar la final de la Supercopa de Europa frente al Atlético de Madrid. Mantuvo esta inercia positiva durante el comienzo de liga pero la destitución del técnico español a mitad de año le relegó a un ostracismo de la mano de los siguientes entrenadores.

Para el sustituto de Rafa Benítez, Leonardo, apenas tuvo relevancia y el buen papel del jugador en la conquista del Mundial sub-20 el pasado verano tampoco sirvió para convencer a Gasperini y al actual técnico del Inter, Claudio Ranieri. La coyuntura hizo que Coutinho se viera obligado a hacer las maletas decidido a continuar con su progresión.

España, un nuevo escenario

De entre todos los pretendientes el Espanyol tuvo la suerte de lograr la cesión del talentoso jugador y aunque es cierto que en las cinco jornadas que ha participado con los blanquiazules estos no han logrado la victoria, el jugador ya ha hecho ver que es una osadía prescindir de su clase.

Los 19 años de Coutinho, los 20 de Álvaro y los 22 de Weiss, quien no podrá jugar por sanción este domingo, hacen del ataque perico uno de los más jóvenes y prometedores de un campeonato en el que el brasileño pretende dejar su impronta en lo que resta de curso.

Conoce a los rivales del Rayo Vallecano

<