Principal > Primer Equipo > Así fue el Real Madrid – Rayo de la primera vuelta
Fotografía / Rayoherald.com

Así fue el Real Madrid – Rayo de la primera vuelta

El Rayo Vallecano se enfrentó al Real Madrid en la primera vuelta donde perdió 6-2. Desde entonces, el equipo blanco solamente ha perdido un partido en Liga -contra el Barcelona- y se ha consolidado en el liderato del campeonato.

Gol tempranero de Michu

Un recién ascendido Rayo Vallecano llegaba al Santiago Bernabéu ocho años después de su última visita con la intención de prolongar el mal momento del Real Madrid. El conjunto de José Mourinho venía de perder cinco puntos frente al Levante y Racing, dejando dudas más que razonables sobre su juego.

El Rayo Vallecano, liderado por Lass y Michu, comenzó el partido enmudeciendo el Santiago Bernabéu; en el primer minuto, Michu lanza al fondo de las mallas un rechace de Casillas a tiro de Tamudo. Para sorpresa de muchos, el Rayo impuso durante la primera media hora su juego valiente y ofensivo ante un Real Madrid acostumbrado a que los equipos pequeños visiten su estadio de forma ultradefensiva.

Mourinho, viendo que el planteamiento de su equipo no era el adecuado para superar a los de Vallecas, sustituyó en el minuto 28 a Lass Diarrá por Özil. El alemán revolucionó al Madrid y comenzó a mejorar sustanciosamente su juego. Hasta ese momento, el Rayo Vallecano tuvo ocasión de aumentar su ventaja, pero el Real Madrid no perdona el más mínimo fallo y puso sus virtudes sobre la mesa para remontar el choque. A Tito se le escurrió el balón en un saque de banda que aprovechó el conjunto blanco para organizar un contraataque que finalizó Cristiano Ronaldo entre las piernas de Dani.

El partido se complicó para los de Sandoval

Desde ese momento el Real Madrid ganó en optimismo y comenzó a dominar el juego con mayor claridad ante un Rayo que perdía poco a poco el control del partido que había tenido durante la primera media hora. Higuaín culminaría la remontada al filo del descanso. Xabi Alonso sacaba una falta que remataba Higuaín a portería vacía tras tocarla Sergio Ramos al límite del fuera de juego, tan al límite que es difícil valorar si debió subir al marcador.

Tras el descanso, ambos equipos salieron a por el partido. El Rayo no perdía la cara al envite y proseguía en su intento de dominar el juego pese a las condiciones adversas en el marcador. El Real Madrid, mientras tanto, buscaba una sentencia muy necesaria para calmar los ánimos y evitar cualquier tipo de sorpresa.

En el minuto 50, Kaka’ se internaba en el área rayista y Movilla cometió un innecesario penalti sobre él. El encargado de aumentar la ventaja desde los once metros fue Cristiano Ronaldo. Cuando el partido comenzaba a tomar un color blanco y los ánimos parecían relajados en la casa blanca, el conjunto de Sandoval se acercaría peligrosamente en el marcador con un gol de Michu a la salida de un córner. Un minuto después, Di María vió la segunda amarilla y se marchó a la caseta dejando a su equipo con 10.

No pudo ser

Curiosamente, cuando el Rayo tenía el viento a favor para intentar la machada, el Real Madrid comenzó a desarrollar sus mejores minutos del partido. Los goles acompañaron al buen juego en el minuto 66, cuando Varane remataba de espuela un córner de Özil. Seis minutos después llegaría el quinto gol, obra de Benzemá, con un ajustado tiro.

Los de Sandoval no podían creer lo que estaba sucediendo con el gran partido que habían desarrollado. Pese a ello, el castigo madridista no se quedó ahí. En el 83, Dani Giménez derribó a Cristiano en el área para que el portugués completara su hat-trick desde los once metros.

El partido concluyó así y el Rayo volvió a Vallecas casi de vacío. Casi, porque el planteamiento de los rayistas hizo que se ganaran el respeto y admiración de aquellos que aún les desconocían. Para el recuerdo de los aficionados franjirrojos también quedará el tempranero tanto de Michu, uno de los más rápidos conseguidos en el Bernabéu por un equipo visitante.

<