Principal > General > Mel: «Jugamos de memoria»

Mel: «Jugamos de memoria»

Pepe Mel se mostraba satisfecho por la actuación de su equipo en la goleada frente al At.Madrid B. El técnico del Rayo Vallecano resaltó el juego de todo el equipo en general y evitó personalizar sobre la buena actuación particular de algunos jugadores.

Sólo tres puntos

En contraposición a lo sucedido hace un año en el debut liguero frente al Puertollano, el Rayo Vallecano comenzó la temporada con una contundente goleada frente al At.Madrid B. “Este partido significa sólo tres puntos”, recordaba el técnico en rueda de prensa, “hace un año comenzamos con derrota y luego fue fenomenal hasta el último momento”.

A pesar de la poca oposición que presentó el rival, Mel recordó que los colchoneros consiguieron el empate la temporada pasada y que como cualquier filial son siempre un conjunto “complicado”.

Trabajo de todo el grupo

Mel también evitó destacar la actuación de ningún jugador en particular, valorando el trabajo de todo el conjunto. “Hemos marcado cinco goles, con buen fútbol y no hemos encajado gol; cuando un equipo gana 5-0 no es por un hecho aislado, es por el trabajo de todos”.

“No me quedo sólo con Sergio Pachón, ha sido muy importante la manera en la que ha salido David Cubillo y cómo ha entendido lo que necesitaba el equipo, el trabajo de los dos laterales, que son prácticamente dos extremos, Diego Torres entre líneas, los dos centrales y todos en general”, añadía analizando un poco más el detalle el juego deplegado por su equipo.

Ambición

Preguntado sobre la insistencia de su equipo en seguir atacando y buscando la portería rival, el entrenador rayista insistió en que su equipo “no se puede permitir el lujo de perder puntos tontos, cuando el rival está tocado hay que intentar rematarlo”. En esa línea el técnico valoró “la ambición por hacer goles y ganar rápido el partido”, afirmando que sus hombres componen una plantilla “profesional” y con “mucho hambre”.

Contundencia

Por último, el técnico quiso reforzar que vendrán partidos más espesos en los que las cosas no salgan tan bien. En su juicio y además de haber “reforzado el equipo en las zonas que debíamos hacerlo”, el hecho de formar un bloque compacto en el que todos se conocen facilita mucho las cosas, ya que “jugamos prácticamente de memoria”.

<