Principal > General > El ardor guerrero de Iriney

El ardor guerrero de Iriney

Refrito de farodevigo.es

El futuro del brasileño Iriney Santos en el Celta dependerá del número de fichajes que finalmente se concreten y, sobre todo, de la nacionalidad de los que vengan. Hasta el momento, Fernando Baiano y él mismo ocupan dos de las tres plazas disponibles de extranjero, aunque el Celta negocia la contratación de al menos un tercer medio centro en el mercado foráneo y se piensa también en un defensa central. Si el Celta no agotase el cupo de plazas para extra comunitarios, Iriney se quedaría en Vigo; en caso de cubrirse, el club podría cederle hasta junio y recuperarle la próxima temporada, ya con la nacionalidad española.

La decisión no está tomada, aunque la idea inicial del Celta es que Iriney sea uno más de la plantilla este mismo año. El jugador, por su parte, asegura que no regateará esfuerzos para conseguir cumplir su sueño de jugar en Primera División en Vigo.

«Tengo el pensamiento de quedarme y doy el máximo cada día para conseguirlo», afirma. El medio centro admite que no es fácil hacerse con un hueco en una plantilla de tanta calidad como la que está construyendo del Celta, aunque recuerda que proviene de una raza de antiguos guerreros en la que tan sólo sobreviven los más fuertes. «Vengo de una zona de Brasil, en la selva del Amazonas, donde sólo sobreviven los guerreros, los grandes. Sé que puedo tener un sitio en este equipo y voy a luchar por él», proclama.

El jugador agradece el interés de algunos equipos de Segunda División por ficharle, pero espera que su trabajo en estas semanas acabe por convencer al entrenador de que puede ser útil al equipo esta misma temporada. «Siempre es bueno despertar el interés de otros equipos, pero yo quiero quedarme aquí. El Celta es un club famoso, con una historia muy grande, y voy a hacer todo lo posible por quedarme», insiste. Iriney subraya el exquisito trato que le han dispensado sus nuevos compañeros. «Está siendo muy fácil adaptarme. Los compañeros, además de profesionales, son buena gente y me siento como en casa. Me hacen sentir como si llevase años en el equipo y esto facilita las cosas», explica.

El pivote celeste no se muestra preocupado por los fichajes que puedan llegar. «Sé que no va a ser fácil, pero siempre he confiado en mis condiciones y me ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí´», apunta. Y agrega: «Los fichajes dependen de la directiva. Yo voy a seguir luchando y entrenándome y los que vengan, que lo hagan para sumar y para ayudar al equipo. Este pensamiento es el que nos puede llevar lejos».

<