Principal > Primer Equipo > El día en que Diego Costa se exhibió en Vallecas

El día en que Diego Costa se exhibió en Vallecas

Era un 2 de mayo de 2009. El Rayo Vallecano de Pepe Mel se había convertido en una de las revelaciones de Segunda en su primer año tras lograr el ascenso la temporada anterior. Restaban ocho jornadas para el final de la temporada y los franjirrojos se encontraban sólo a 2 puntos de los puestos de ascenso. Pero aquella tarde Diego Costa se cruzó en su camino.

Y es que el delantero estrella del Atlético de Madrid -que visitará a los de Jémez este domingo- sabe bien lo que es jugar en Vallecas. El brasileño Diego Costa (Lagarto, 7 de octubre de 1988) militaba en el Albacete cuando los manchegos se convirtieron en el primer equipo que ganó en el estadio madrileño en la temporada 2008-2009. Habían transcurrido 34 partidos de Liga desde que los franjirrojos retornasen a Segunda y el ahora fichaje rayista fue uno de los grandes culpables de aquella derrota.

Un pesadilla desde el primer momento

Aunque el cuadro dirigido por Máximo Hernández había firmado una irregular temporada que le había dejado en mitad de tabla, en la jornada 35 de aquella temporada lograría el triunfo más holgado como visitante en Vallecas con un contundente 0-3. Desde el primer minuto, el delantero brasileño fue una auténtica pesadilla para la defensa formada por Albiol, Tena, Salva y Coke.

En su primera incursión por la banda izquierda asistió para su compañero Navas, quien no batió a Cobeño, mas sería a los 5 minutos cuando resquebrajase por completo la zaga local. Después de llegar en una espléndida muestra de potencia caía en el área franjirroja perseguido por Salva. El árbitro no pitó y Costa desde el suelo asistió a Jaime, que inauguró el marcador.

El brasileño siguió castigando a la defensa vallecana cayendo a banda constantemente y arrancando con una fuerza que los locales fueron incapaces de frenar. Aunque el segundo tanto llegó de jugada de estrategia, el brasileño volvería a ser clave en el gol de la sentencia definitiva. Otra incursión en el área franjirroja merced a un cambio de ritmo brutal dejaba a Tena sin posibilidades de alcanzar a Diego Costa, quien con algo de fortuna en el pase final asistió para que Tarantino rematase.

Sin explotar en el Atleti hasta su llegada a Vallecas

A buen seguro aquella exhibición no pasó desapercibida para el Atlético de Madrid, club que lo había cedido al cuadro manchego y que posteriormente le daría otra oportunidad en Primera en el Valladolid -con el que disputó en Vallecas el Trofeo Teresa Rivero- al año siguiente. En la temporada 2009-2010 el brasileño fue de lo poco destacable de un conjunto blanquivioleta que acabaría descendiendo a Segunda.

Un año más tarde tuvo la ocasión de demostrar su valía en el Atlético sin demasiada fortuna, a lo que se unió una grave lesión en su rodilla derecha que complicó su futuro en el Calderón. En 2012 Vallecas se convertía en su nueva casa y, sin duda alguna, en uno de los momentos clave de su trayectoria profesional.

De la mano de Sandoval el ariete demostró la calidad que atesora. Como ya sabían quienes le vieron aquel sábado de mayo de 2009 con la elástica del Albacete, Diego Costa consiguió 10 goles en 16 partidos como jugador del Rayo Vallecano, convirtiéndose en una de las piezas clave de la permanencia.

A partir de ahí, el renacimiento del brasileño -ya nacionalizado español- se ha consumado en las últimas dos campañas hasta convertirse en uno de los jugadores más cotizados del todo el campeonato.

1 comments
AlexSka
AlexSka

Estuvo media temporada y demostró más cojones que gente que ya lleva incluso el brazalete de capitán... como echo de menos aquella plantilla...

<