Principal > Primer Equipo > El Mallorca manda un mensaje a las oficinas de Payaso Fofó
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

El Mallorca manda un mensaje a las oficinas de Payaso Fofó


El Rayo Vallecano cayó derrotado en el duelo que le enfrentó a un rival directo como el Mallorca gracias a un solitario gol de Ramis al comienzo de la segunda mitad. Tras un buen primer tiempo de los franjirrojos, el equipo se desinfló en la segunda parte evidenciando una clara falta de ideas ofensivas.

En una semana marcada por la venta de Jordi Figueras al Brujas, el conjunto mallorquín se encargó de mandar un mensaje muy claro a las oficinas de Payaso Fofó: hay que reforzar la plantilla para afrontar la segunda vuelta con garantías.

Racha truncada

El momento de sumar tres victorias consecutivas tendrá que esperar. Los rayistas mostraron una cara distinta a la exhibida frente a Sevilla y Granada, partidos en los que los 3 puntos cayeron en la hucha vallecana. Sin embargo, el partido frente al Mallorca fue distinto. Poco o nada se había hablado durante la semana del encuentro ante los bermellones, rival directo en la carrera para evitar el descenso. La marcha de Jordi marcó los días previos al partido y ha dejado en evidencia que el equipo necesita de forma categórica un apuntalamiento.

A los hechos nos remitimos. Las ocasiones en la primera mitad cayeron del lado local. Michu, Tamudo o Piti fueron protagonistas de las oportunidades ante la portería de Aouate. Con más o menos claridad el equipo de Sandoval intentó llegar a la portería contraria, mas la frescura vista en partidos anteriores se encontraba diluida.

Sólo en el último tercio de la primera mitad se pudo ver la mejor imagen del Rayo. Mientras Labaka, sustituto de Jordi, y Arribas se mostraban sólidos abajo, los franjirrojos intentaron ensanchar el campo con múltiples subidas de Tito y Casado. Especial mención a las apariciones del lateral andaluz, que estuvo muy cerca de lograr el gol con un centro chut que golpeó en el larguero. También hubo tiempo para la polémica, pues Iturralde González escatimó un posible penalti en el area de los insulares por mano de Ramis.

Decidió el balón parado

El pitido que dio arranque a la segunda mitad supuso igualmente el comienzo del calvario de los vallecanos. Atorados en el centro del campo, la falta de ideas creativas se mostró en todo su esplendor tras encajar el gol de Ramis previa falta lateral botada por Chori Castro, todo un ejemplo de buen centro y perfecto remate.

Como viene sucediendo en cada una de las ocasiones en las que los de Sandoval han tenido que nadar a contracorriente en el marcador, el equipo no supo encontrar hueco alguno ante el rival. Ninguno de los hombres de refresco -Delibasic, Rayco y Perea- dio un aire nuevo a un encuentro que conforme llegaba al final se transformaba en un insufrible recital de balones bombeados.

Mientras el equipo de Caparrós -sancionado en la grada- se pertrechó bien atrás, los franjirrojos sólo lo intentaron a base de balones largos y sin apenas entrar por banda. Aouate no tuvo que intervenir apenas y el milagro faltó a su cita en Vallecas como suele ser costumbre en él. Mal se hará en las oficinas de Vallecas si no se mueve cielo y tierra para solucionar la situación y encontrar al menos un par de refuerzos de aquí al 31 de enero.

Rayo Vallecano: Dani Giménez, Tito, Arribas, Labaka (Perea, m.79), Casado, Movilla (Delibasic, m.65), Javi Fuego, Trashorras, Michu, Piti (Rayco, m.71) y Tamudo.

Mallorca: Aouate, Chico, Nunes, Ramis, Cáceres, Pereira, Tissone, Martí (Pina, m.53), Chory Castro (Nsue, m.80), Víctor y Ogunjimi (Alfaro, m.65).

Goles: 0-1: Min 56 Ramis de cabeza tras el saque de una falta lateral.

<