Principal > Primer Equipo > Diamanká: «Poder jugar en la mejor liga del mundo es un sueño hecho realidad»
Fotografía / Rayoherald.com

Diamanká: «Poder jugar en la mejor liga del mundo es un sueño hecho realidad»

Pape no entiende de papeleos ni de despachos. Él solo entiende el idioma del fútbol, para eso llegó al Rayo hace dos temporadas. Sin embargo, tras completar una gran campaña con el filial en su primer año en la entidad vallecana, asuntos burocráticos se cruzaron en su camino e impidieron que fuese inscrito a principio de esta temporada.

El tiempo pone a cada uno en su lugar. Tras permanecer cuatro meses alejado de los terrenos de juego, Diamanká vuelve a sentirse futbolista en el Rayo Vallecano. El domingo ante el Sevilla, el senegalés podriá hacer realidad su sueño: jugar en la que considera la mejor liga del mundo, la Primera División.

Por fin llegó el nuevo año, adiós a la pesadilla de no poder jugar…
«Si, por fin llegó enero. Estoy contento de que se haya solucionado todo para volver a jugar. Lo he pasado muy mal todo este tiempo porque yo siempre he jugado al fútbol y nunca había vivido algo así. Ahora ya está todo olvidado y hay que empezar de nuevo».

Como bien dices has pasado cinco meses para olvidar, ¿cómo has vivido todo este tiempo?
«Los entrenadores me han apoyado mucho. Han estado conmigo desde el inicio porque sabían que yo estaba un poco tocado moralmente. Ellos sabían que hasta enero no se podía hacer nada y ahora les agradezco que hayan estado allí cuando lo he pasado mal. Afortunadamente ahora ya estoy bien».

Aún sabiendo que no podías jugar, nunca has perdido la esperanza y las ganas de entrenar, ¿cómo te encuentras físicamente?
«Físicamente me encuentro muy bien. He estado entrenando desde que empezó la temporada con el primer equipo y hasta hace poco he estado un mes en la Copa África sub 23 en Marruecos con la selección de Senegal. Hemos quedado cuartos y tendremos que jugar el preolímpico en abril para poder ir a los JJ.OO de Londres».

Dejaste muy buena impresión la temporada pasada con el filial y durante tu ausencia la afición te ha echado mucho de menos, ¿te sientes un jugador querido en el Rayo?
«Es de agradecer todo el apoyo de la afición. Yo llegué al Rayo en 2010, solo llevo dos temporadas y noto que la gente me quiere. Eso me da fuerzas para seguir trabajando y para que me quieran más».

Te incorporas al equipo en un momento crucial de la temporada y tras una mala racha de resultados, personalmente, ¿cómo has visto al equipo desde fuera?
«El equipo está bien, la categoría es muy difícil porque acabamos de subir a Primera División y hay que ir poco a poco. Pero el equipo está entrenando bien para hacer todo lo posible por mantenerse».

¿Qué supone para ti jugar en Primera División?
«Es algo muy grande. Ser futbolista y tener la suerte de jugar en la mejor liga del mundo, con los futbolistas que veía en la tele cuando era pequeño y poder jugar contra ellos, es como un sueño hecho realidad».

El domingo, ante el Sevilla, podrías tener la primera oportunidad para conseguirlo…
«Eso lo tiene que decidir el entrenador. Yo de momento sigo trabajando poco a poco para hacer todo lo posible para que el míster me tenga en cuenta. Si llega la oportunidad y tengo algunos minutos, intentaré aprovecharlos al máximo».

Para finalizar, ¿qué esperas del nuevo año?
«Espero que sea un año como el 2011, que ha sido muy bueno para el Rayo y hemos conseguido muchas cosas tanto en el filial como en el primer equipo. Espero que este año sea mejor, sin tantos problemas».

<