Principal > El Club > Tebas: “El Rayo Vallecano estuvo a 24 horas de desaparecer”
Fotografía / Rayoherald.com
Fotografía / Rayoherald.com

Tebas: “El Rayo Vallecano estuvo a 24 horas de desaparecer”

Presentamos la segunda de las tres entregas previstas de la entrevista a Javier Tebas, abogado del concurso de acreedores del Rayo Vallecano. En esta ocasión, abordamos en profundidad la situación actual que atraviesa la entidad franjirroja, el conflicto abierto con varios jugadores de la primera plantilla y la estrategia de la entidad en el mercado de fichajes.

La situación actual del club

¿Puede explicar la situación actual del proceso concursal en el Rayo Vallecano?
“Que todo el mundo tenga claro que concursar es fácil. Aquí lo difícil es poder cumplir el convenio. Uno se compromete a unos pagos y tiene que ser capaz de generar una cantidad de recursos e ingresos suficientes para pagar esa deuda y seguir funcionando día a día. En cuanto no se pague a alguien, el club va directo a liquidación… porque no existe el concurso del concurso. La gente se cree que la famosa quita ya es el 50% de la deuda y eso no es así. Con cada acreedor habrá que llegar a un acuerdo diferente”.

¿Se puede decir que el Rayo se encuentra estable dentro de la gravedad?
“Hay que valorar que el Rayo estuvo a 24 horas de su desaparición si no llega a entrar el concurso el 17 de junio. De verdad que ese día no daba más del 50% de posibilidades de continuar, porque la cantidad de embargos sobre el club eran enormes. Si la Agencia Tributaria decía que no, con los contratos que había firmados y eran imposibles de pagar, sólo quedaba cerrar y liquidar. Poner de acuerdo a dos jueces con temas penales de por medio, a fiscales y a abogados ha sido un milagro”.

En lo positivo, el análisis de los administradores concursales determina que el Rayo es viable incluso pasando varios años en Segunda División
“Aún con el descenso a Segunda División el Rayo tiene una buena protección por parte de los ingresos de televisión, pero que nadie olvide que hay que pagar mucha deuda. Su único patrimonio es el valor de los futbolistas que se puedan vender y el valor de la plaza en el fútbol profesional. La deuda por ahora es de unos 40 millones de euros, aparte de una serie de embargos judiciales que aún se están estudiando. El objetivo es que con el convenio se pueda quedar en 20 millones aproximadamente. Aún así el Rayo las va a pasar canutas”.

¿Es muy importante es la flexibilidad de las administraciones públicas a la hora de devolver lo que se debe?
“La Agencia Tributaria, como es lógico, no va a tener ningún trato de favor con el Rayo. Otro tema es que su predisposición es buena; renegocian la deuda en 5 años, etc. Los ex futbolistas con impagos son otro tema, aunque tenemos suerte de que una parte del sueldo está garantizado por parte de la LFP”.

¿Qué pasa si no hay acuerdo con todos los acreedores?
“Jugamos con la ventaja que en el fútbol profesional siempre se ha llegado al convenio con los acreedores, pero cuidado: algún día no será así y habrá que liquidar algún club. En el caso del Rayo hay que ponerse de acuerdo con los dos más grandes, que son Hacienda y los futbolistas. Y atención a la deuda con el Instituto de Córdoba porque son 3 millones de euros por Klimowicz. El acuerdo con ellos es vital para sacar adelante el convenio”.

La polémica con los contratos

En verano llegó el momento de regularizar los contratos de los jugadores. ¿Cómo se hizo?
“Algunos tenían los contratos en condiciones. Los otros cinco (en referencia a Cobeño, Casado, Arribas, Susaeta y Movilla) tienen problemas diversos, unos porque tienen dos tipos de contrato con la misma relación profesional y sólo tres meses de diferencia. ¿Valen los dos contratos o solamente el posterior? La administración considera que el posterior, pero los jugadores pueden impugnar. Otros por el famoso bruto y neto; los administradores consideran que los impuestos personales no se pueden ceder según el estatuto de los trabajadores y que por tanto la cifra es bruta”.

El caso de Movilla es el único diferente al resto
“Movilla tiene con un contrato firmado en febrero y depositado algo más tarde. Son unas cifras que los administradores consideran excesivas. Yo opino lo mismo y Movilla lo sabe. Firmar esas cantidades en una situación dramática del club, cuando tienes todo embargado y sin solución… es uno de los contratos con una cuantía muy importante y que se pone en duda y bajo revisión”.

¿Y qué pasó en los casos polémicos de Sandoval e incluso Felipe Miñambres en pretemporada?
“Con Sandoval y Miñambres se negoció y se llegó a un acuerdo en la rebaja. Son contratos hechos en una etapa que se denomina ‘sospechosa’, no porque sean irregulares sino porque se producen dentro de los dos años anteriores al concurso. Aunque no sean fraude de ley están fuera de mercado, luego se pueden rescindir o renegociar según indica la ley concursal”.

Se llegó a hablar de la salida del técnico e incluso uno de los administradores hizo manifestaciones públicas al respecto…
“En el caso Sandoval había temas arrastrados de la etapa de los Ruiz-Mateos y hay que reconocer que hizo concesiones importantes en lo que podían ser sus derechos. Decidió no pelear algo que podía ganar y llegó a un acuerdo con una cantidad importante para un contrato en Primera División. Sabemos en el rango que se mueven los salarios de los técnicos y hay varios por debajo del suyo”.

En estos casos tan complejos, ¿cuál es la labor exacta de la administración concursal?
“Hemos de proponerlo al juez para que sea él quien tome la decisión final. Con Miñambres y Sandoval se llegó a un acuerdo y con Movilla no, por lo tanto lo que hace la administración concursal es proponer un acta de rescisión”.

Es una labor de ‘protección’ sobre la que luego decide el juez…
“Me pongo en el lado de cualquier aficionado al Rayo. La obligación de la administración concursal es poner sobre la mesa y pelear cualquier acción que pueda perjudicar a la masa del club y por tanto a sus aficionados. Ya dirá el juez quién tiene razón o no”.

¿En qué casos piensa que hará falta llegar a ese punto critico?
“La administración se ha encontrado con actos que se creen perjudiciales para el Rayo, y con ellos se ha hecho la acción de rescisión. Hay dos que son los más importantes: el contrato de Movilla y la primas de ascenso. Hemos encontrado dos documentos con la firma de estos acuerdos con unas cifras muy por encima de lo que es mercado actual del fútbol”.

¿Y los siguientes pasos son…?
“Los administradores lo van a poner en conocimiento del juez y será él el que decidirá si se pagan o no en el futuro convenio. En el caso de las primas fue Jesús Fraile el firmante. En el caso de Movilla hay un documento firmado en febrero por Fraile y otro en julio por Raúl Martín Presa”.

Estrategia de mercado: la venta de jugadores

¿Se podrán quedar en el club talentos como Lass, pretendidos por otros clubes?
“Tenemos que tener a cualquier jugador en venta para ir pagando esa deuda, y hay que tener claro que ese dinero que ese obtenga no se puede reinvertir en futbolistas. Habrá que tener un proyecto de cantera aún más fuerte, no queda más remedio”.

Los aficionados se deben preparar entonces a ver partir a los jugadores que despunten y tengan valor de mercado…
“El club debe saber aprovechar esa imagen de club vendedor de toda la vida y eso es uno de sus grandes activos. Hay un ejemplo muy claro con Coke: aquí se vendió en 2 millones de euros cuando a lo mejor en otro sitio habría sido mucho menos valorado. Fue el jugador de 2ª división más caro en su venta de los últimos tres años”.

Queda claro por lo que dice que el futuro pasa por seguir acertando en fichajes a coste cero y vender en el mejor momento posible…
“Siempre que hablo con Felipe Miñambres le digo lo mismo. Está claro que tenemos que mirar jugadores de futuro que vengan gratis, pero también saber vender lo que tenemos de valor. En eso tenemos ventaja sobre otros equipos que no están en Madrid”.

En su opinión, ¿qué hace que el Rayo sea tan atractivo para ojeadores y buscadores de talentos?
“Todo el mundo que viene a ver fútbol pasa por Madrid y se queda a ver el Atlético, el Real Madrid y si puede al Rayo Vallecano. Por eso no debemos quejarnos de los horarios”.

En el lado contrario, ¿podría fichar el Rayo en el mercado de invierno tras la denuncia de varios jugadores?
“Tendrá que decidir la comisión mixta. En mi opinión, las alegaciones que hemos hecho son suficientes para poder fichar, si es que se ficha. Las vacas gordas, si las ha habido, se han acabado. Si los aficionados están pagando su entrada, su IVA y sus impuestos, nosotros tenemos que hacerlo los primeros. No se trata de ser un club ejemplar, se trata de cumplir como el resto de ciudadanos y ser normales. Tenemos que ser muy rigurosos”.

Entrevista a Javier Tebas
Parte I: “La filosofía del Rayo era no pagar ni un solo impuesto”
Parte II: “El Rayo Vallecano estuvo a 24 horas de desaparecer”
Parte III: “La fiesta de los Ruiz-Mateos habrá que pagarla sí o sí”

<