Principal > General > Los detalles de la jornada

Los detalles de la jornada

Redacción Rayo Herald


Un poquito de agua… es lo que necesitaba el césped artificial del José del Cuvillo. Los jugadores del Rayo Vallecano consiguieron en esta ocasión adaptarse a la superficie y se llevaron la victoria de un terreno de juego muy complicado.


Mirar para otro lado… es lo que hace el que quiera justificar la derrota del Racing Portuense con la actuación del colegiado. Cierto es que la jugada previa al penalti a favor del Rayo Vallecano debería haber terminado con un córner a favor de los locales, pero justificar todo un partido por un posible saque de esquina es excesivo. Alberto anduvo listo sacando rápido mientras los jugadores locales seguían protestando, aprovechando Míchel para forzar un penalti y una expulsión justos a todas luces.


Como en casa… se sintieron los jugadores del Rayo Vallecano gracias al masivo apoyo de su afición. Con más de mil aficionados desplazados en un maratoniano fin de semana, el Puerto fue una fiesta rayista tanto en las horas previas al encuentro como durante los noventa minutos.


Vaya golpe… se llevó Piti en una jugada fortuita durante la segunda mitad. El goleador rayista, muy activo en la punta de ataque, quedó desconcertado por unos instantes tras un choque con uno de los centrales locales. Ya en el suelo, aprovechó para llevarse pegado en las piernas buena parte del ‘césped’ del José del Cuvillo.


Impresionante… el espectáculo de color de las dos aficiones en el Puerto de Santa María. Al masivo desplazamiento rayista hay que unir una afición local totalmente entregada con su equipo y que demostró -con excepción de los típicos desaprensivos presentes en cualquier sitio- saber encajar la derrota con deportividad e incluso despidió con aplausos la retirada de los jugadores del Rayo Vallecano.

<