Principal > General > Mel: «Es una cura de humildad importante»

Mel: «Es una cura de humildad importante»

Redacción Rayo Herald

Algo más contrariado de lo habitual se presentaba Pepe Mel frente a los medios después de la inesperada derrota de su equipo frente al Celta B. «Hemos estado como la tarde, muy fríos», comenzaba el técnico del Rayo lamentándose de la poca intensidad de los suyos: «Si juegas andando lo normal es perder», afirmaba.

El rival, de menos a más

Sobre el buen partido realizado por el Celta B, Mel aseguraba que ellos «comenzaron un poco asustados, hasta que se dieron cuenta que el rival no se comía a nadie». A partir de ese momento, ellos «han corrido más, se llevaban todos los rechaces» y en definitiva «han sido superiores y justos vencedores» del encuentro.

Cura de humildad

Intentando sacar reflexiones positivas al mal partido realizado por los suyos, Mel incidía en el hecho de que «la única lectura positiva es que creo que es una cura de humildad importante», algo que espera les permita «sacar las conclusiones para un futuro».

Además, el técnico afirmaba con cierto sarcasmo que «todos los ojeadores de los equipos de otros grupos que estaban en la grada se habrán llevado una imagen del Rayo que no se corresponde y eso nos favorece».

Demasiados errores

Por lo demás, el entrenador del Rayo Vallecano recapitulaba cosas negativas de un partido en el que se cometieron demasiados errores: «No hemos tirado a puerta ni una sola vez bien, no hemos hecho ni un centro bueno y nos han vuelto a hacer gol de estrategia», suficientes argumentos para que el partido frente al Celta B se trate de «un partido para olvidar».

Entrando un poco más en el detalle, Mel añadía que su equipo no había «sabido entender nada de lo que pedía el partido» y se lamentaba del ritmo «muy bajo» con el que sus jugadores habían disputado un encuentro en el que «el balón corría con mucha parsimonia por el campo y los jugadores que daban el último pase eran los centrales».

Pontevedra

Sobre el partido que enfrentará a los dos primeros clasificados del grupo la próxima semana, el técnico esperaba que esta derrota les «sirva para ir a Pontevedra de otra forma», recalcando la categoría del próximo rival: «El Celta nos ha metido 3 pero el Pontevedra es un rival de otra categoría», aseguraba.

Además, «no es cuestión de quedar primero o cuarto» porque «está claro que nos vamos a meter en los playoffs», pero a la hora de superar en esa fase a los posible rivales «a este nivel lo vamos a tener difícil». La solución pasa por «intentar meter una marcha» algo que el Rayo ha hecho «durante todo el año» pero de lo que en la noche del sábado «hemos sido incapaces».

No quiere hablar más de refuerzos

El máximo responsable del equipo se refirió a los rumores sobre la llegada del esperado refuerzo para la delantera asegurando que «hablar de eso es otra de las cosas que nos perjudica». Para el entrenador lo que tienen que hacer es «centrarse en lo que tenemos ahora mismo» que por otra parte «es lo que nos ha llevado a donde estamos».

Mel manifestaba su confianza en una plantilla en la que «hay que confiar» y simplemente desear «que vuelvan a ser lo que son, hace sólo siete días hicieron un buen partido», restando importancia a lo que catalogó como «un día tonto, que todos los equipos tienen durante la temporada» y asegurando que, aunque ha llegado «en un momento de la temporada que pone un poco nervioso», su equipo «tiene la capacidad suficiente para ser lo que es».

<